¿Por qué estás más sensible?

Llorar con la regla: ¿por qué ocurre?

Si alguna vez te sientes triste y agotada de un momento para otro, es probable que la causa sea que los niveles de tus hormonas están cambiando. ¿Quieres saber por qué de repente te pones a llorar a la mínima? ¿Qué relación tiene con tu menstruación? Descubre aquí cómo influyen las alteraciones hormonales a tu estado de ánimo.

mujer
Fuente: iStock

Desde la adolescencia y hasta algo más de los 40 años, las mujeres tienen cada mes un nuevo ciclo menstrual. En lo que dura tal ciclo, las hormonas no mantienen sus niveles constantes, sino que, más bien, viven algo así como una montaña rusa. Son tales alteraciones hormonales las causantes de los vaivenes en el estado de ánimo, y por eso, según el día del mes que sea, puede que seas más propensa a ponerte a llorar por cualquier cosa, incluso teniendo ciclos regulares. Veamos cómo cambian las hormonas según el momento del ciclo.

¿Cómo es el ciclo menstrual?

Antes de nada y a modo de resumen, debemos saber cómo es un ciclo menstrual. Este se divide en tres fases: la folicular, la ovulatoria y la lútea.

El inicio viene marcado por el primer día de sangrado menstrual, que suele durar entre cinco y siete días. Después, en la primera fase, el cerebro se encarga de producir mayor cantidad de la hormona folículo-estimulante (FHS). Esta es la que potencia la maduración de los óvulos que comienzan a liberar estrógenos (de esta forma, el endometrio se prepara para un posible embarazo).

A continuación, con la fase ovulatoria, el nivel de estrógeno se incrementa con el fin de producir la hormona luteinizante (LH) que es la que libera el óvulo más maduro de todos. Esto sucede más o menos en la mitad del ciclo.

En la última etapa, la lútea, el folículo del óvulo produce gran cantidad de progesterona para mandar al útero en caso de fecundación. En este momento del ciclo, el cuerpo está más hinchado, la mujer puede tener sensibilidad mamaria y puede presentar cambios en el estado de ánimo. Como normalmente no hay fecundación, el folículo pasa a contraerse y los niveles hormonales disminuyen.

¿Por qué lloramos cuándo tenemos la regla?

Los cambios hormonales afectan al estado anímico de la mujer y, como hemos visto, dichos cambios son bastante normales en las distintas fases del ciclo. Por ejemplo, en la fase folicular, es cuando es habitual sufrir de un dolor intenso en la zona abdominal y fatiga. Y en la lútea, es cuando se dan más altibajos anímicos, podrás pasar de estar eufórica a irritada.

Es por eso que, en el momento premenstrual, a medida que te has alejado de la ovulación, al haber una fluctuación de estrógeno y progesterona, el cerebro se encuentra como en un estado “de alerta”.

Y es que, los estrógenos van disminuyendo (y con ellos, los niveles de endorfina y serotonina) además de la progesterona. Y esta, cuando se reduce tiende a volvernos más tensas, irritables e incluso produce que tengamos más problemas para dormir.

Así, es común que la mujer experimente sentimientos de tristeza, melancolía y, como no, también aparezca el llanto. Por esta razón, los momentos de mayor pesadumbre es probable que se den justo antes de que llegue la regla, y es lo que recibe el nombre de síndrome premenstrual.

Este suele ir desapareciendo cuando la mujer menstrua porque el estrógeno se encarga de liberar endorfinas, las que ayudan a que haya un bienestar emocional inmediato. De hecho, es posible que una mujer puede tener una mayor inspiración en esta etapa.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo