Errores a la hora de educar

Los errores de educación más comunes de los padres

No existe una manera secreta para ser el padre perfecto, pero sí que sabemos que hay ciertas actitudes y conductas habituales en los padres que es mejor que se eviten para que los niños tengan el mejor desarrollo posible. Aquí vemos los errores más comunes.

niños
Fuente: iStock

Al igual que los niños crecen y poco a poco van desarrollándose y aprendiendo, en este proceso los padres también viven multitud de aprendizajes. La educación de los hijos es un tema que genera dudas e incluso inseguridades, y por eso muchos se preguntan si realmente están actuando como deberían. Aunque no hay una ciencia exacta para ser un buen padre, hemos reunido algunos errores en los que es habitual caer y que es mejor que evitemos a la hora de educar a los pequeños.

Los errores más comunes de los padres

Sabemos que la perfección no existe, y que no hay una única manera de educar, no obstante, sí que podemos evitar algunas actitudes que sí que son poco beneficiosas para el desarrollo de los niños. Estas son las habituales:

Sobreproteger

Muchos padres caen en esta práctica, y aunque realmente busquen proteger a sus hijos, a la larga no es beneficioso para ellos. Proteger excesivamente a los niños hace que no adquieran y no desarrollen plenamente sus habilidades.

Hacer comparaciones

Es un error de lo más común, ya sean comparaciones entre hermanos, o entre amigos u otros niños. En cualquier caso, es algo negativo puesto que afecta directamente a la autoestima y a la confianza en sí mismo de tu hijo.

Ignorar los sentimientos y emociones infantiles

Los más pequeños también tienen sentimientos, al igual que emociones. Es muy importante que seamos conscientes de ello y que les enseñemos a entenderlos. Asimismo, es crucial respetar sus intereses y sus metas, así como saber escuchar sus problemas.

 

Discutir delante de los niños

Los más pequeños aprenden de lo que ven, y si en su propia casa sus padres se faltan el respeto entre ellos, se hablan mal y se gritan, para ellos será una forma de entender que eso está bien. Además, tampoco será agradable para ellos ver continuas discusiones.

Ser demasiado permisivos

Un problema que puede agravarse es ser muy permisivos con los niños. Los padres deben asumir sus responsabilidades como tal y aceptar que a veces los pequeños no estén de acuerdo con las decisiones de los adultos. No se trata de ser sus amigos en lugar de sus padres.

No poner límites

Ligado al punto anterior es muy importante que los padres establezcan normas y límites, los niños están aprendiendo a “ser personas”, a saber cómo actuar, a tener una serie de objetivos en la vida… Para ello necesitan algunas normas de educación desde que son pequeños.

niño y madre
Fuente: iStock

Prometer y no cumplir

Aunque pueda parecer una tontería, hacer falsas promesas a los niños les puede hacer mucho daño. Procura prometerles cosas que sabes que sí podrás cumplir, sino tus hijos pueden acabar rompiendo la confianza que tienen contigo.

Ser mal ejemplo

Los padres son los referentes más cercanos de los niños y si sus modelos a seguir insultan, son impacientes, no respetan y juzgan a los demás… ¿Cómo pedirles a los más pequeños que no lo hagan si los mayores no cumplen estas normas?

No permitir que se equivoquen

Todos nos equivocamos y los niños, de hecho, necesitan como nunca equivocarse, cometer errores y aprender de ellos. No hay mejor aprendizaje que la experiencia, por eso es fundamental que aprendan a tomar sus propias decisiones.

No tener confianza en los niños

¿Cómo pueden tener una buena autoestima los niños si ni sus padres confían en sus hijos? Debes hacerles saber que tú confías en ellos, y que ellos pueden confiar en ti. Lo mejor es trabajar el vínculo y la comunicación.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo