Edad ideal para ser madre

"Los hijos no vienen a cambiarnos la vida. Vienen a mejorarla"

4 minutos

¿Cuál es la mejor edad para tener hijos? La actriz y madre Maritza Rodríguez responde a una de las preguntas que más nos hacemos cuando queremos ser mamás.

También te puede interesar: Instrucciones de vida de una madre que no pudo ver crecer a su hijo
Mamás

Creo que estarán de acuerdo conmigo cuando digo que hay una pregunta en particular que nos merodea constantemente a lo largo de nuestras vidas: ¿cuál es la mejor edad para tener hijos?  Hay unas que piensan que lo mejor es tenerlos cuando se es adolescente o estas en tus 20, así tienes mayor energía para estar con ellos y “disfrutarlos más”. Otras opinan que mejor si es en tus 30, así eres más madura para afrontar las responsabilidades que llegan con el ser madres. Hoy en día es cada vez más común inclusive, conocer mujeres que prefieren esperar a estar alrededor de sus 40 para poder dedicarle tiempo a desarrollarse profesionalmente en sus 30 y como dicen comúnmente “vivir la vida” primero. Las opiniones en este tema son tan diversas como las vidas que cada una de nosotras llevamos.

Tener un hijo

Quise tocar este tema porque alguien me hizo esta pregunta, y yo trate de dar una respuesta para que la chica quedara satisfecha, pero a mí me provoco un efecto más grande porque me quedé pensando en esa pregunta por días y me dije: muchas mujeres se deben estar preguntando lo mismo, y pensándolo bien, creo que yo también me hice esa pregunta años atrás cuando estaba tomando la decisión de ser mamá. Considero que sí hay una edad ideal para tener hijos: la edad en la que nos concienciamos que tener un hijo es mucho más que cambiar nuestro estilo de vida, o dejar de tener tiempo para hacer las cosas que nos gustan, o perder la libertad que tenemos para ir y venir a nuestra elección. Tener un hijo no significa solamente olvidarse de dormir hasta tarde los domingos, o dejar a un lado nuestros sueños personales y profesionales.

Todas las mujeres estamos biológicamente preparadas para ser madres en cualquier momento de nuestras vidas. Lo que debemos cambiar es la imagen de ser madres. La maternidad lejos de significar un aprisionamiento, es un despertar. Lejos de mutilar nuestro desarrollo como mujeres, lo potencializa. Lo que una madre es capaz de hacer por un hijo es infinito, y así de infinito crece su poder de materializar lo que se proponga incluso para ella misma.

Si vemos el ser madres como una relación de dos, madre e hijo, de repente se abre la puerta a un mundo infinitamente enriquecedor. Nuestros hijos vienen a este mundo de nuestra mano y necesitando nuestra guía, sí. Pero también vienen como nuestros maestros, a darnos lecciones que nadie más pudiera darnos, y eso es en realidad lo más valioso de ser madres. Los hijos no vienen a cambiarnos la vida. Vienen a mejorarla. A incrementar exponencialmente nuestra capacidad de amar, de sentir, de crear, de solucionar, de vivir una vida más plena. Un hijo significa adquirir nuevas responsabilidades, pero las responsabilidades lejos de ser una carga, son una oportunidad de volvernos consecuentes con nuestras acciones, de madurar, de evolucionar como seres humanos.  Si comenzamos a ver el ser madres de una manera más espiritual y menos terrenal, la planeación del mejor momento en el mundo físico pasa a un segundo plano. Las preocupaciones de si vamos a tener tiempo para dedicarles, se desvanecen porque ese amor infinito de madres va a lograr que sí encontremos el tiempo. La zozobra de si vamos a tener los recursos económicos para sustentarlos se disipan, porque confiamos en nosotras mismas.

Tu momento es el momento preciso

Si no eres aún madre y quieres serlo, abre tu corazón y tu conciencia. Confía en que su tiempo es perfecto y que tus hijos llegarán en el momento preciso. Si fuiste madre joven y piensas que quizá hubieras querido que tus hijos llegaran cuando estabas un poco mayor, confía en que llegaron en el momento indicado para ti, para tu crecimiento personal, para el camino que ambos necesitaban recorrer.

En el momento en el que abrimos nuestra conciencia para recibir la experiencia de ser madres, confiadas de que el momento en el que ocurra es el preciso en nuestro destino, encontraremos la respuesta de cuál es el momento indicado para tener un hijo, independientemente de la edad. Y cualquiera que sea tu respuesta, es la respuesta correcta.

 

Escrito por Martiza Rodríguez es actriz nacida en Colombia, madre de gemelos, mujer, esposa y empresaria. Descubre más sobre ella en su blog.

Etiquetas: familia, hijo, hijos, madre, madres, padre, padres

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS