Comunicación

Parejas con hijos, ¿cómo aprender a discutir sin gritar?

Los padres somos el primer ejemplo que siguen nuestros hijos, y por eso debemos esforzarnos en resolver nuestros conflictos de forma civilizada y constructiva. Te damos algunos trucos.

pareja discutir

Nos encontramos en una era en la que damos una excepcional importancia al modo de criar y cuidar a nuestros hijos. Además, sabemos que somos su ejemplo y que ellos reproducen muchos comportamientos que ven en casa. Por eso, si no mantenemos una buena comunicación con nuestra pareja y no sabemos resolver los conflictos sin gritar o llegar a situaciones negativas, ellos aprenderán a solucionar sus problemas de la misma manera.

Es normal que no siempre estemos de acuerdo con nuestra pareja en cuestiones relacionadas con la crianza de los niños. Del mismo modo que nuestros hijos toman como ejemplo y modelo nuestro comportamiento, también nosotros copiamos en su día lo que vimos en nuestra familia. Cada uno tenemos una idea de cómo se deben hacer las cosas, y ahora tenemos que consensuarlo con nuestra pareja.

Es posible que en algún momento haya un desacuerdo importante y que nuestros hijos lo tengan que presenciar. No pasa nada, ya que podemos aprovechar esas situaciones para ser ejemplo y que nuestros hijos aprendan a usar la comunicación como una herramienta útil para relacionarse y resolver conflictos en el futuro.

Cuidado con lo que discutís delante de ellos

Es importante que distingáis los temas en los que puedan participar los hijos de aquellos que sólo sean de vuestra incumbencia. Por ejemplo, si debe ir o no a alguna actividad o cuál debe ser su menú. Si los papás deciden llegar a una conclusión delante de los hijos, deben tener en cuenta que éstos después pueden jugar sus cartas, mostrándose partidarios del progenitor que han visto que está a “su favor”. Si se diera esta situación, hay que mantener la postura decidida por ambos previamente.

Tiempo para discutir con tranquilidad

Uno de los mayores hándicaps de la comunicación en la pareja con hijos pequeños es el tiempo. La pareja no dispone de apenas tiempo para conversar con tranquilidad y sin cansancio. Tratar algunos temas mientras se llevan a cabo tareas familiares, y con los hijos pidiendo acompañamiento en los juegos, puede tornarse en ocasiones una misión realmente imposible.

En  este punto, podemos echar mano a las nuevas tecnologías y aprovechar la oportunidad que se nos brinda para poder tratar aspectos importantes para la convivencia o la crianza, en cualquier momento. Poder hacer partícipe al otro de pequeñas anécdotas debe ayudar a la comunicación de la pareja aportándole calidad y fiabilidad. Por supuesto, la comunicación virtual no debe menguar la comunicación en persona, sino ejercer de facilitadora mientras la pareja no comparta espacio físico, o cuando éste no sea suficiente.

Mantén la calma

La experiencia en nuestra relación de pareja nos otorga esa complicidad que tanto anhelamos pero cuando las cosas empiezan a estar tensas, provoca el efecto contrario. Nos hace entender y presuponer lo que quiere decir el otro, cualquier suspiro o tono especial de algún comentario lo interpretamos como malintencionado… y todo esto puede ser la chispa que haga explotar una bomba que se mantenía silenciosa. En estas situaciones, tenemos que intentar mantener la calma y no dejarnos llevar por el pasado, o más bien, por malas experiencias del pasado de la pareja. Preguntemos al otro miembro qué quiere decir, cómo interpretar lo que hemos oído. Una pareja que ha consensuado la decisión de ser padres, seguro que puede permitirse confiar en el otro con todo lo que conlleve.

Así que, con el interés de ambos miembros de la pareja en el buen desarrollo de la comunicación, la práctica de diálogo y el recordatorio de nuestros principios como padres, tenemos una gran parte del éxito asegurado.

Dña. Dolors Zapata Rojas es miembro de Saluspot y psicóloga sanitaria en Consulta de Zapata Rojas Psicóloga.

 

 

Etiquetas: comunicación en pareja, familia, padres, pareja, vida en pareja

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS