Viaje en pareja

Escapadas románticas sin niños

De vez en cuando viene bien darse un respiro de la rutina y todo lo que ella conlleva. Una escapada románticas sin niños puede ser el plan perfecto para recordar viejos tiempos.

Siempre está bien hacer una escapada en pareja para retomar la magia, acordarse de los momentos en los que solo erais dos y escapar de la rutina. Si la excusa es volver a enamoraros (o enamoraros aún más), el plan tiene que ser el triple de especial. Hemos seleccionado unos cuantos destinos de lo más romántico para que disfrutéis de vuestro amor como merecéis.

Es importante que reconozcáis que es fundamental que, como pareja, tengamos momentos de reconexión, momentos que nos acerquen de nuevo a la persona con la que hemos decidido compartir nuestra vida, y la paternidad y maternidad que nos une. Una pareja fuerte y enamorada es la clave para una familia estable y feliz, además, los niños aprenden de nuestras muestras de amor, del respeto con el que nos tratamos y nos hablamos, es la manera en la que aprenden cómo las parejas y las familias funcionan, y puede parecer tonto ahora que son pequeños pero, en realidad, esto marcará mucho de lo que estos niños experimenten cuando crezcan y se relacionen con sus futuras parejas y, también, si deciden empezar una familia por su cuenta.

Por todo lo anterior, cuidar a la pareja se impone como una necesidad. Cuando nosotros somos felices, nuestra familia funciona y encontramos en ella el refugio que esperamos siempre, la tranquilidad que nos hace reconciliarnos con un mundo, y una sociedad, cada vez más exigente y atomizada en donde encontrar nuestra ‘tribu’ parece cada vez más complicado.

El desembolso de dinero suele ser una de las principales razones por las que nos echamos para atrás a la hora de viajar sin los niños ¿cómo gastar ese dinero en algo que no los incluye? Sin embargo, si pensamos que el dinero que invertimos nos servirá para funcionar mejor en familia, no lo veremos como un despilfarro. Además, los niños así aprenden también la importancia de cuidarse a sí mismos y lo que favorece eso la autoestima, la seguridad y la confianza, tanto en uno mismo como en la pareja que hemos, y seguimos, creando.

Si estáis pensando en hacer una escapada romántica en la que los niños no están incluidos, tenemos algo para vosotros.

Continúa viendo nuestras galerías