Vacaciones

10 consejos para vivir unas vacaciones en familia ‘sin perder los nervios’

Si viajamos en familia en Semana Santa es conveniente que elijamos determinados sitios o momentos para que las vacaciones con niños sean más sencillas.

10 consejos para sobrevivir en Semana Santa con niños

Al viajar con nuestros hijos debemos adaptar todo o casi todo a ellos para que las vacaciones sean lo más cómodas posibles y podamos disfrutar en familia. Por ejemplo, probablemente elijamos el destino dependiendo de los niños: a lo mejor escogemos uno en el que haya muchos planes para hacer con ellos; el alojamiento también dependerá en gran medida de los peques, por ejemplo, si vamos a un hotel probablemente elijamos uno en el que haya distintas actividades de animación que ellos puedan hacer.

Y es que, organizar unas vacaciones con niños es complicado. Por ello, queremos daros unos consejos para que por ejemplo, en Semana Santa podáis disfrutar todos juntos en familia:

1. Elegir hotel

Si vamos a hotel, podemos elegir uno que sea Family Friendly. Este tipo de alojamientos suelen promover las estancias en familias. Suelen contar con actividades para adultos, para los niños, en definitiva, están indicados para viajes en familia.

2. Elegir estancias adecuadas

Si decidimos alojarnos en un hotel, podemos pedir habitaciones Family Rooms. ¿No sabéis qué son? Pues se trata de unos dormitorios amplios, que suelen tener dos partes diferenciadas: una para los papás y otra para los niños. Todo ello en la misma estancia. ¡Genial para tener intimidad y a la vez poder echar un ojo a nuestros hijos!

3. Hacer deporte

En vacaciones es cuando más tiempo hay y, por ello, podemos aprovecharlo para pasar momentos juntos haciendo deportes que igual no haríamos en casa. Por ejemplo, si hace buen tiempo y tenemos el mar al lado, podemos aprovechar para hacer surf –adaptado para niños-, un paseo a caballo si el tiempo acompaña o alquilar unas bicis todos juntos y conocer lugares.

4. Lugares con agua

En Semana Santa aún hace frío, sin embargo, hay ciertos lugares en los que las temperaturas son altas o, a lo mejor nos sorprende la Semana Santa, y este año hace mucho calor. Elegir lugares acuáticos, con piscinas, playasnos asegura entretenimiento para niños y adultos.

5. Dónde comer

Es importante elegir bien los lugares en los que comer. Sabemos que los niños tienen que seguir una alimentación saludable y equilibrada, sin embargo, en Semana Santa en particular y, en general, en vacaciones, podemos permitirles algún capricho. ¿Cuáles? Si comemos fuera, podríamos intentar buscar restaurantes en los que pudiésemos probar comida de distintos países, ¡o ir cada día a uno! Eso ya depende de cómo nos organicemos las vacaciones. Además, no es necesario que sea internacional, sino que podemos probar comida del lugar al que viajemos.

6. Servicio de canguro

Podemos elegir un hotel, un apartahotel o algún tipo de alojamiento que tenga cuidadores o canguros para nuestros hijos. ¿Por qué? Pues porque los papás también nos merecemos un descanso e igual nos apetece tener una cena romántica en pareja.

7. Animación infantil

De la misma forma, el alojamiento que elijamos es recomendable que tenga un servicio de animación o algún lugar dónde los niños puedan hacer actividades: pintacaras, cuentacuentos, juegos…Esto es importante, sobre todo, si hace mal tiempo, porque así nuestros hijos podrán entretenerse en las horas en las que no estemos haciendo turismo y, además, podrán aprender distintas cosas como manualidades, y conocerán a otros niños.

8. Actividades para todos

Hay veces que si vamos por ejemplo a un hotel, no sabemos qué hacer después de cenar. Por ello, podemos elegir también un alojamiento en el que tanto niños como adultos podamos hacer cosas. Gymkana para los niños en la zona infantil y baile o actuaciones para adultos.

9. Discoteca para adolescentes

Y es que, los más mayores son los que no se encuentran bien en ningún lado: aún son pequeños para quedarse solos, pero demasiado mayores para hacer actividades o jugar con sus hermanos. La pubertad es una etapa complicada, por los cambios hormonales o la forma de pensar, entre otros, y los adolescentes no se sienten bien en ningún sitio. Por ello, el alojamiento que elijamos puede tener una discoteca apta para niños, donde no haya alcohol y así ellos podrán conocer a gente y disfrutar de un rato de música.

10. Parques de aventuras

El destino que elijamos puede tener parques de atracciones, de aventura, acuáticos…Normalmente en estos lugares hay actividades tanto para los niños como para los adultos y es otro plan de ocio para hacer en las vacaciones.

 

 

Fuente: Barceló Bávaro Palace Deluxe

Etiquetas: Semana Santa, planes con niños, vacaciones, viajar con niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS