Vídeo de la semana

Juegos para días sin ideas

10 ideas para hacer algo divertido con niños

Los niños necesitan estar entretenidos por naturaleza. Pero en ocasiones, cuando pasamos mucho tiempo libre con ellos, se nos agotan las ideas, y no sabemos muy bien cómo divertirles. ¡Vamos a tratar de ayudarte!

Niños jugando divertidos en casa
Feepik

Un día de lluvia, la sala de espera del médico o un viaje en coche son situaciones cotidianas en las que es necesario que los niños estén entretenidos. La mayoría de los padres y madres no queremos que nuestros hijos estén todo el tiempo enganchados al móvil o la tablet. Por eso os traemos estas diez ideas para hacer algo divertido con niños. Ideas sencillas que nos servirán para disfrutar del tiempo con nuestros hijos y hacer las esperas más llevaderas.

Improvisando con niños

Si no tenemos nada a mano con lo que preparar un juego, siempre hay alternativas. Hay muchas actividades que no necesitan de materiales ni preparación, como un concurso de poner caras divertidas o monstruosas o imitar animales con mímica y jugar a adivinarlos.

Aprendemos a reciclar

Una buena forma de pasar un rato divertido en casa y aprender valores ecológicos es reutilizar objetos para hacer manualidades. Rollos de cartón, cajas, botes de conservas o cubiertos y platos de plástico son materiales que suelen andar por casa y nos pueden servir.

Tres en raya

Con tapones de plástico y cartón, podemos fabricar un tres en raya con el que jugar.

Bolos

Con botellas de plástico pintadas con témperas y una pelota blanda, tendremos un juego de bolos.

Juguetes de cartón

Con los rollos de cartón se pueden fabricar juguetes como marionetas o un cohete espacial. Pide a los niños que te den ideas para desarrollar su creatividad.

 

Naturaleza en casa

Germinar legumbres en un yogur

Una buena idea es enseñar a los niños cómo crecen las plantas. En la base de un bote de cristal ponemos un algodón humedecido y encima unas cuantas lentejas. Tapamos con otro algodón húmedo y a esperar que germine.

Cultivo mi patata o aguacate

También es fácil germinar una patata o el hueso del aguacate. Pincha cuatro palillos de dientes en cruz para sujetar el hueso o la patata. Introdúcelo en un vaso con agua de forma que el agua solo cubra el tercio final. Deja el vaso al sol y trasplanta a una maceta con tierra en cuanto salgan raíces. A los más pequeños suele encantarles ver cómo crece la planta y observar los progresos de cada día.

Iremos dando ideas de libros de ciencia donde traen un sínfin de cosas que se pueden hacer en casa, pero también aquí encontraréis más ideas de experimentos científicos para hacer en casa.

Una buena idea es enseñar a los niños cómo crecen las plantas. Además, es muy sencillo.

Ciencia divertida

Existen múltiples experimentos científicos seguros y fáciles que sorprenden a los niños y despiertan su curiosidad por la física, química o biología.

Volcán en erupción

Es muy divertido hacer un volcán de plastilina y crear una erupción echando dentro bicarbonato y un ácido como zumo de limón o vinagre.

Flor mágica

Cambiar el color de una flor es fácil y casi mágico. Necesitamos flores blancas, unos tarros de cristal, agua y colorantes vegetales. En cada tarro pondremos agua con colorante y meteremos unas flores. La flor absorberá el tinte y cambiará de color en unas horas.

Formas en el agua

Poner en un vaso por este orden, agua, aceite y colorante alimenticio. Encima echaremos sal y veremos cómo el colorante cae hacia el fondo del vaso creando formas.

 

Como ves, hacer algo divertido con niños y que no implique pantallas es fácil y nos ayudará no solo a entretenerlos, sino a despertar su curiosidad y creatividad mientras pasamos tiempo en familia.

Continúa leyendo