Vida sana

Deporte con niños: consejos para empezar

La obesidad y el estrés son dos problemas que van en aumento entre la población infantil. Para prevenirlos, el deporte es uno de nuestros mejores aliados. Te contamos qué tipo de ejercicio es el adecuado para cada edad y qué precauciones hay que tomar.

Beneficios del deporte

Cuando hacenejercicio, nuestros hijos se divierten y, además, sin darse cuenta su salud mejora y aprenden un montón de actitudes y valores muy útiles para vida:

  • El deporte enseña a aceptar las reglas, a valorar el compañerismo, a integrarse y a asumir responsabilidades.
  • Disminuye las tendencias agresivas.
  • Mejora el rendimiento académico.
  • Mejora la salud cardiovascular y previene muchas enfermedades.
  • Reduce la ansiedad y la depresión, y aumenta la autoestima.

 

El ejercicio más adecuado según la edad

La Fundación Española del Corazón recomienda realizar diferentes actividades según la edad del niño o la niña:

 

Hasta los 8 años

Es bueno ejercitar la coordinación y el equilibrio, y ayudarles a desarrollar el sentido del ritmo y del espacio, por ejemplo con actividades en las que se baile, trepe, salte…

De 8 a 12 años

Es el periodo ideal para empezar a practicar deportes. Además, es bueno realizar actividades que contribuyan a ejercitar la resistencia y la fuerza.

De 12 a 14 años

Si se practica algún deporte, se puede aumentar el entrenamiento y, si el niño quiere, entrar en algún equipo para participar en competiciones para fomentar la motivación.

 

Consejos y precauciones

  • Los expertos recomiendan la práctica de al menos 60 minutos diarios de deporte.
  • El ejercicio debe comenzarse de forma moderada e irse intensificando poco a poco.
  • No te olvides de la hidratación: los niños deben beber agua antes, durante y después de hacer ejercicio.
  • Si el niño padece obesidad, es necesario realizar un plan de entrenamiento específico antes de comenzar actividades de competición.
  • Las carreras de larga distancia no están aconsejadas antes de la madurez.

 

Para animar y motivar al niño a hacer ejercicio, este no puede ser presentado como una obligación, sino como algo divertido. Pregúntale qué deporte le gusta y busca actividades relacionadas con él. Además, hay que dar ejemplo: podéis organizar actividades familiares como rutas en bici o a pie, salir a patinar o bailar todos juntos en casa.

 

Fuente: Fundación Española del Corazón

 

 

 

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS