Educar en valores

Proyectos solidarios con los niños del mundo

Según el informe del Estado Mundial de la Infancia en 2014, elaborado por UNICEF, cada día mueren en el mundo unos 18.000 niños menores de cinco años, muchos de ellos por causas que se podrían evitar.

También te puede interesar: Ideas para una familia solidaria
Unas vacaciones diferentes

Además, un 15% de los niños de todo el mundo tienen que trabajar, comprometiéndose así su derecho a aprender y jugar. Plantando cara a estas apabullantes cifras, muchas personas y colectivos trabajan duro cada día para ofrecer alternativas a la pobreza y conseguir que los niños puedan ser, simplemente, lo que son: niños.

Unas vacaciones diferentes

Durante el verano de su último año de carrera de Medicina, Laura y Héctor viajaron a Perú para participar en un campo de solidaridad organizado por la ONG Setem-Andalucía. Aterrizaron en Sicuani, una pequeña ciudad situada a más de 3.500 metros de altura en medio de la sierra andina. Allí se integraron en el trabajo diario de la clínica APAINE-SALUD, una asociación que se dedica a la rehabilitación de niños discapacitados. Además, los estudiantes aprovecharon sus conocimientos de medicina para hacer campañas de atención gratuita y dar formación a padres y profesores.

La mayoría de los habitantes de la sierra peruana viven en aldeas dispersas y mal comunicadas, y tienen dificultades, tanto por la distancia como por los medios económicos, para acceder a servicios básicos como la atención sanitaria. Gracias al trabajo de APAINE y de voluntarios como Laura y Héctor, muchos niños con discapacidad pueden ser diagnosticados y recibir la atención que necesitan para llevar una vida normal.

Además, el aprendizaje es recíproco. Según explican estos jóvenes, es impresionante ver cómo niños y mayores con tantas dificultades afrontan el día a día y luchan contra sus enfermedades sin perder la sonrisa. “La experiencia ha sido totalmente enriquecedora”, explican los voluntarios. “El tiempo que hemos compartido con la gente de Sicuani nos ha hecho ver la vida desde una nueva perspectiva. Como ya nos avisaron antes de viajar, era mucho más lo que íbamos a recibir nosotros de ellos, que viceversa”.

 

Moda solidaria

Si alguien piensa que en el mundo de la moda todo es frívolo y superficial es que no conoce a Nerea Lurgain. Esta joven diseñadora colabora activamente con la ONG Netioló, que trabaja con niños y mujeres en Kafountine, un poblado al suroeste de Senegal. Mediante la organización de varios showrooms y mercadillos solidarios en Madrid y Barcelona, Nerea ha participado en la reparación de la escuela y en la organización de diferentes actividades con los niños del poblado. Además, durante su viaje a Senegal ayudó a impulsar el proyecto “Vístete”: una escuela de costura a través de la cual las mujeres de Kafountine encuentran un modo de vida digno, diseñando y vendiendo vestidos hechos con el “kanga” o tela africana.

 

También en España

En nuestro país, y sobre todo en los últimos años, muchos niños se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social. Organizaciones como la Fundación Adsis desarrollan programas de apoyo escolar para atender a menores que, al salir del cole, no pueden contar con sus familiares para hablar o hacer los deberes, o que no tienen medios económicos para participar en actividades extraescolares. María Claudia Londoño, es una voluntaria de Fundación Adsis que imparte clases de inglés a adolescentes. “Con las clases avanzan y además aprueban. Necesitan tener este apoyo. Para mí, la sensación de ver que progresan es impagable e increíble. El retorno es enorme”. Otras veces, son los mismos vecinos de los barrios los que se organizan para ayudarse y crear espacios en los que sus hijos puedan tener una infancia digna.

Si te apetece colaborar con algún proyecto solidario, tienes muchas opciones. Basta echar un vistazo en internet, o preguntar en las asociaciones de tu barrio. Lo ideal: apuntarte a alguna actividad de voluntariado a la que puedas ir con tus hijos. Así, además de pasar tiempo juntos, les estarás transmitiendo un montón de valores. ¡Seguro que no lo olvidan!

 

 

Etiquetas: familia, infancia, niños, solidaridad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS