Guía de emergencias

Cómo protegerse en una tormenta

¿Sales al campo con la familia y estalla una tormenta con rayos, truenos y relámpagos? ¿Llega una ola de frío a tu comunidad? ¿El hombre del tiempo anuncia vientos huracanados? Así debes actuar.

Rayos, truenos y relámpagos:

Rayos, truenos y relámpagos:

Se producen cuando corrientes de aire caliente chocan con corrientes de aire frío, entonces se forman nubes que se desarrollan muy deprisa. Los rayos, relámpagos y truenos pueden ir acompañados de lluvia o no.

Prevención

  • Revisa el pararrayos de tu casa al menos una vez al año.
  • Si piensas salir de excursión, consulta las previsiones metereológicas, aunque en ese momento haya un sol espléndido. En campo abierto observa el cielo y si ves que las nubes empiezan a crecer, no te confíes.

Qué hacer:

En casa

  • Si hay tormenta, cierra puertas y ventanas para evitar que corrientes de aire que puedan atraer los rayos. Apaga el gas y desenchufa los aparatos eléctricos. Aunque no es fácil, podría entrar un rayo en la casa a través del cableado eléctrico o del teléfono.

En el exterior

  • Encerraos en el coche o en una casa (nunca en una cueva) y mantén las ventanillas y ventanas cerradas. El coche es un buen refugio y aísla de los rayos incluso mientras circula. Reduce la velocidad y no te detengas cerca de un cauce de agua.
  • No os resguardéis bajo un árbol aislado. Si no encuentras refugio, tumbaos en el suelo y, aunque os mojéis, esperad que pase el aparato eléctrico.
  • No permitas que los niños se acerquen a alambradas, antenas ni tendidos eléctricos.
  • Si lleváis paraguas, cañas de pescar o palos de golf, posadlos en el suelo y alejaos de ellos.

 

Viento fuerte

Siempre que hay rachas de viento superiores a 80 Km/h conveniente tomar precauciones.

Prevención

En casa

  • Cierra y asegura puertas, ventanas, y recoge los toldos.
  • Retira macetas y objetos que puedan caer a la calle.
  • Ten a mano linternas, porque es fácil que se corte la luz.

En el exterior

  • Evita circular por carretera. Pueden caerse árboles o tendidos eléctricos o pueden levantarse nubes de polvo que quitan visivilidad para conducir.
  • Alejaos de cornisas, antenas, paneles publicitarios y andamios. No busquéis protección cerca de muros, árboles y edificios en construcción o en mal estado. Es más seguro caminar por la calzada.
  • En la costa, alejaos del mar y de las zonas que puedan ser alcanzadas por las olas.

 

Ola de frío

Cuando llega una masa de aire frío la temperatura desciende bruscamente hasta los cero grados o menos (más de seis grados de un día para otro), se forma hielo y nieva.

Prevención

En casa

  • Asegúrate de que puertas y ventanas estén bien aisladas (las ranuras pueden protegerse con una cinta especial), comprueba que el tejado, la bajante de agua y la calefacción están en buen estado. Si hay árboles con ramas muy largas, pódalas.
  • Si la calefacción es de circuito cerrado, ponle un poco de anticongelante pero, además, ten a mano estufas de gas o leña.
  • Revisa el contenido del botiquín, las provisiones de agua y alimentos (en especial para los niños) y ten a mano un teléfono móvil, linternas y pilas. Los necesitaréis si tenéis que permanecer encerrados algunos días.

En el exterior

  • Abrigaos con prendas ligeras pero cálidas y poned un calzado adecuado. Utilizad manoplas, gorro y bufanda. Taparos la boca para evitar que entre aire muy frío en los pulmones.
  • Si tenéis que viajar, llevad botiquín, cadenas, radio con pilas, móvil, linterna, pala, cuerda y varias mantas. Incluid unos alimentos calóricos adecuados para niños (chocolate, galletas, etc.) y no olvidéis llenar el depósito de combustible.
  • Comprueba el estado de batería, luces, frenos, neumáticos y calefacción.
  • Si os dirigís a la montaña, no está de más que te informes de la ubicación de los refugios, por si empeora el tiempo.

Qué hacer

En casa

  • Abre un poco el grifo más próximo a la cañería exterior para evitar la congelación del agua de la tubería.
  • Ten cuidado con estufas de gas y chimeneas. Coloca un protector delante del fuego, impide que los niños se acerquen o las manipulen y ventila las habitaciones. No coloques estufas cerca de las cortinas.
  • No permitas que los niños salgan a la calle.

En carretera

  • Detén el coche, mantén el motor encendido y la calefacción puesta, pero no te duermas (el resto de los pasajeros pueden echar un sueño): hay riesgo de intoxicación, abre una ventanilla cada poco para que se renueve el aire del interior.
  • Ata un pañuelo de colores en la antena para que puedan veros.
  • Mantén la salida del tubo de escape libre de nieve para evitar que le humo pase al interior.
  • Sigue las instrucciones que dan las emisoras de radio.

 

Asesor: Lluis Corominas Cabañó, formador de Salud y Prevención de la Cruz Roja y Técnico de Medio Ambiente.

 

Etiquetas: accidentes caseros, accidentes infantiles, familia, seguridad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS