Guía de emergencias

Cómo apagar un incendio en casa

Una chispa de la chimenea quema el sofá, el aceite de la sartén se incendia, la llama de una vela alcanza una cortina… En estos accidentes domésticos hay que actuar rápido y sin perder la calma.

Si el fuego es fácil de controlar

Cuando el fuego está localizado en una papelera, una cortina, un cojín, etc., se apagará con el extintor.

Cuando el fuego no puede controlarse, hay que alejarse sin perder el tiempo

 

Si se puede salir de casa:

  • Huir, dejando cerradas todas las puertas.
  • Bajar por las escaleras (no coger el ascensor) hasta la calle.

Si no se puede salir de casa:

  • En caso de que el fuego esté dentro y bloquee la salida, ponerse a salvo cerrando todas las puertas.
  • Cubrir con ropa húmeda las rendijas de las puertas para impedir el paso del humo.
  • Asomarse a la ventana y pedir auxilio.

Si hay fuego o humo en la escalera:

  • Encerrarse en casa y no intentar huir.
  • Cubrir con ropa húmeda las rendijas de la puerta de entrada para impedir el paso del humo.
  • Asomarse a la ventana y pedir auxilio.

Cortar el paso a las llamas

  • Tanto el humo como el fuego van hacia arriba, por eso nunca hay que subir a los pisos superiores.
  • Hay que cerrar todas las puertas que impidan el avance de las llamas.
  • Si el fuego está en pisos inferiores, no hay que intentar bajar. Es más seguro cerrar todas las puertas, cubrir las rendijas con ropa húmeda, taparse la boca con algo mojado y salir a la ventana a pedir ayuda.
  • Bajo ningún concepto se debe utilizar el ascensor.
  • Conviene anotar en un papel el número de los bomberos de nuestra localidad y colocarlo en un lugar visible, por ejemplo, en la nevera o sobre el extintor. Si el fuego nos impide verlo, podemos llamar al teléfono de emergencias 112 (este número atiende todo tipo de urgencias en toda España).

El extintor

  • En los bloques de viviendas hay extintores en los rellanos de la escalera. En viviendas unifamiliares, es importante tener uno en el recibidor, en un lugar visible y de fácil acceso (nunca tras una cortina, un mueble o en un cajón) y que toda la familia conozca dónde está ubicado.
  • Debe ser de tipo ABC (de polvo polivalente para sólidos, líquidos y eléctricos) y con un peso máximo de seis kilos.

Así se usa:

1 Tira de la anilla para quitar el precinto.

2 Presiona la maneta.

3 Dirige el chorro a la base de la llama, manteniendo la botella en posición vertical.

Mantenimiento

  • Vigila la presión, el precinto, etc. de vez en cuando y una vez al año el mantenedor autorizado hará la revisión oficial. Siguiendo estas instrucciones, durará unos 20 años.

¡Cuidado!

No apagues nunca aceite hirviendocon el extintor porque al descargarlo, el aceite salpica y puedes quemarte. Tampoco hay que echarle agua. Las llamas se sofocan tapando la sartén con una tapadera.

 

Asesor: División de Protección Civil y Prevención de Bomberos de Barcelona.

 

 

 

Etiquetas: familia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS