Entrevista

Carmen Amoraga: “Ser madre es más difícil que escribir una novela”

La escritora Carmen Amoraga, premio Nadal 2014, nos habla en esta entrevista de sus dos hijas Carmen, de seis años y medio, y Joana, de 17 meses, y de cómo ha influido la maternidad en su obra literaria.

Carmen Amoraga: “Ser madre es más difícil que escribir una novela”

¿La maternidad es un buen tema para una novela?

Desde que soy madre tengo otra visión. Mi novela El tiempo mientras tanto me la planteé estando embarazada de mi hija mayor. Trataba sobre una madre y su hija que se parecían mucho pero no lo sabían y se habían pasado casi toda su vida llevándose mal y no eran conscientes de cuánto se parecían aún siendo conscientes de cuánto se querían. La maternidad fue importantísima en esa novela y en esta también, porque si yo no hubiera tenido a mi hija Carmen, no habría conocido a la persona que me ha inspirado para escribir La vida era eso.

 

¿La protagonista de La vida era eso es una mujer real?

La historia de la novela está inspirada en una mujer que existe, que tiene dos hijas. Su marido murió, está sola y decide salir adelante porque tiene dos hijas.

 

¿Es más difícil ser madre o escribir una novela?

Es más difícil ser madre, pero también más gratificante.Yo hago una novela y me olvido de ella, mis novelas anteriores sé que están ahí pero no son como mis hijas.

 

Cuando nació tu primera hija escribiste Todo lo que no te contarán sobre la maternidad. ¿Ser madre fue muy diferente de cómo lo habías imaginado?

Totalmente diferente. Los niños que habían nacido a mi alrededor habían sido muy buenos, dormían toda la noche. Yo tenía una visión idealizada de la maternidad, y los libros que había leído me reforzaban esa visión maravillosa. La maternidad es maravillosa pero produce mucho cansancio y unos cambios físicos, emocionales y vitales que igual no estás preparada para vivir. O recibes información de tantas fuentes y tan distintas que al final te armas un lío y te pierdes la información más importante, que es la de tu propio instinto.

 

¿Tu niña dormía mal, comía mal y se ponía malita a menudo?

Comía lo normal y se ponía malita lo normal, pero dormía muy mal. En ese momento en los medios salían muchas noticias sobre los presos de Guantánamo: se decía que una de las torturas que sufrían era la de privación de sueño, que no les dejaban dormir más de tres horas seguidas. Y yo decía, “si viene la ONU a mi casa, me la clausura porque esto va en contra de los derechos humanos”. La gente me decía “disfrútalo” y yo decía “¿el qué?”, pero tenían toda la razón y cuando nació mi segunda hija le dije a mi marido: “Tenemos la oportunidad de hacer las cosas bien ahora y de disfrutar”, porque tener un hijo es maravilloso y los bebés son lo mejor.

 

¿La crianza de la segunda te resulta más relajada?

Claro. Mucha gente me decía “Ya verás con dos”, y como me asustaron tanto, pues no ha sido nada. Además, la niña ha sido un poquito más buena que la otra, ha dormido un poquito mejor y sobre todo yo tenía una idea real de lo que era, estaba muy mentalizada para disfrutarlo, y me alegro muchísimo de haberme mentalizado porque la estamos disfrutando muchísimo.

 

¿Qué es lo más difícil y lo más gratificante de la maternidad?

Lo más gratificante es verla crecer sana y aprender a disfrutarla. Es que al principio es un ser desconocido, lo has gestado tú pero no lo conoces, tienes que dejar que se muestre tal como es, disfrutarla tal como es. Para mí lo más difícil fue asumir esto. Asumir que los bebés no son bebés de manual y que si en Ser Padres dicen una cosa y la mía no lo hacía, no angustiarme. Desembarazarme de la angustia y del miedo de que le pasara algo al bebé fue lo más difícil.

 

¿Cómo te organizas para trabajar, escribir libros y educar a tus hijas?

Con ayuda, nosotros tenemos a la tata, sin su ayuda no podríamos trabajar ni vivir. Los abuelos disfrutan de las niñas, a ellos no les hemos cargado con la responsabilidad de ayudarnos, y entre nosotros dos colaboramos y compartimos la crianza.

 

 

 

 

Etiquetas: leer

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS