Tiempo libre

Turismo rural y activo para toda la familia

Viajar con niños no significa ir siempre a la playa o a un lugar con parques de atracciones o temáticos. Hacemos una selección para hacer una escapada en familia muy diferente.

Turismo rural y activo para toda la familia

Para los más pequeños, y también para sus padres, hay multitud de propuestas para disfrutar de una escapada en familia diferente. Por ejemplo, haciendo turismo rural en alojamientos desde los que realizar actividades en la naturaleza. Aquí os dejamos algunas propuestas de Clubrural por Cataluña, Andalucía, Aragón, Comunidad Valenciana, Galicia, Castilla-La Mancha, Castilla y León, y Navarra. No hay excusa para un fin de semana fuera con tus hijos.

Xalet de Prades, en Prades (Tarragona)

En plena naturaleza del Baix Camp (Tarragona) se levantan estas casas de madera que, además de estar completamente equipadas para quienes viajan en familia, disponen de zona infantil, piscina y cuadras con animales. De hecho, cuentan con ponys y burros para que los niños puedan hacer pequeñas rutas. Además, la zona tiene multitud de posibilidades para recorridos a pie, a caballo o en bici, escalada, tiro con arco…

Cortijo Los Tomillares, en Guadalcanal (Sevilla)

Este cortijo andaluz, con capacidad hasta para 18 personas, se encuentra en una finca de 4.000 metros cuadrados en la que hay piscina para niños y padres, futbolín, ping pong… y bicicletas para que grandes y pequeños puedan recorrer la zona. Y es que la Sierra Norte de Sevilla tiene mucho que ofrecer, también observación de fauna y una granja ecológica, en la que los niños pueden acercarse y tocar a los animales.

Casas La Ribera. P. Ordesa, en Escalona (Huesca)

Ocho alojamientos forman este complejo rural que, en una gran pradera, dispone de todo para que a los más pequeños no les falte entretenimiento: jardín, columpios, juegos y el río Cinca para darse un chapuzón, cuando el tiempo invita a ello. Todos están bien equipados para quienes viajan con sus hijos y, además, se encuentran en una zona con mucho para que todos se apunten a practicar turismo activo: recorridos en canoa o piraguas, rutas a pie, a caballo o en bicicleta, excursiones en 4x4, recolección de setas en otoño…

Masía de San Juan, en Altura (Castellón)

Sin duda, lo primero que sorprenderá a los niños en este alojamiento es que está en una finca amurallada, que les hará sentirse como en otra época. Cuenta con 15 casas rurales para entre 2 y 8 personas, que aquí pueden recorrer la Vía Verde de Ojos Negros, además de iniciarse en la escalada en el Rocódromo de Navajas. Por la zona también se pueden hacer rutas en bicicleta, piragüismo y descenso de barrancos.

Casa do Castelo de Andrade, en Pontedeume (A Coruña)

En una finca aislada, en mitad de la naturaleza, esta casa rural dispone de 10 habitaciones perfectas para el descanso y la tranquilidad. En sus exteriores los más pequeños pueden disfrutar de jardines sin que los padres se preocupen y, por la zona, se pueden programar actividades de ocio e historia, además de apuntarse a actividades como observación de aves, descenso de cañones, rutas a caballo, piragüismo y paseos en barco.

Apartamentos Rurales La Solanilla, en Molinos de Papel (Cuenca)

Son 4 casas con nombre propio para 2, 4 o 6 personas, que cuentan con todo lo necesario para escapadas en familia. A sólo 6 kilómetros de Cuenca y sus atractivos culturales, desde estos alojamientos se conciertan todo tipo de actividades multiaventura para que grandes y pequeños disfruten de lo lindo: senderismo, rutas en quads, barranquismo y mucho más.

C.T.R Casa La Ermita, en Canicosa de la Sierra (Burgos)

Este centro de turismo rural, que cuenta con dos alojamientos con habitaciones dobles y cuádruples, es el lugar perfecto para disfrutar de un viaje en familia en plena naturaleza. Se sitúa en un entorno rodeado de cinco parques naturales, aunque sin salir del lugar, grandes y pequeños pueden disfrutar de la piscina y la playa de agua dulce. Además, hay una cama elástica para divertirse saltando, un rocódromo para hacer algo de escalada y una zona para practicar el tiro con arco. Si quieres algo más, el entorno es rico en bosques, montañas, arte románico, fósiles…

Cuevas Rurales Bardeneras, en Valtierra (Navarra)

Sí, sí, aquí toda la familia puede vivir la experiencia de dormir en una cueva… Y encima a la entrada del Parque Natural de Bardenas Reales (Navarra) y a sólo 5 kilómetros del Parque de Atracciones Senda Viva. Además, desde el alojamiento (completamente equipado para familias) pueden reservar todo tipo de actividades: visitas a arrozales, rutas en segway, a caballo o en quads, recorridos en canoa por el Ebro, alquiler de bicis, etc.

Más información: Clubrural

 

Etiquetas: familia, vacaciones, viajar con niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS