Tiempo libre

Naturaleza: ¿por qué les sienta tan bien?

Estar en contacto con la naturaleza solo trae beneficios para el cuerpo y la mente de adultos y niños. Por eso es importante mantener el contacto con ella dando un paseo por el parque o pasando un día en el campo.

Naturaleza: ¿por qué les sienta tan bien?

Está más que demostrado: si inducimos a estrés a un grupo de personas, adultos y también niños, las que a continuación observan imágenes de la naturaleza se recuperan mucho más rápido que las que observan otro tipo de imágenes. Solo con mirarla(no digamos ya si la experimentamos con todos los sentidos), la naturaleza nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio y nuestra atención.

¿Por qué la naturaleza les sienta tan bien?

“Nuestro sistema de atención es abierto, no concentrado, difuso; todos nuestros sentidos están abiertos para captar lo que ocurre de forma global, pero el mundo que hemos construído nos pide atención concentrada, algo que nos produce mucha fatiga”, explica la psicóloga Heike Freire.

“Y si los estímulos son muy estridentes, se cierran los sentidos”. Los efectos sobre la atención son especialmente reseñables. Todos podemos comprobar que cuando salimos al campo o paseamos por un parque en 15 ó 20 minutos se restaura nuestro bienestar y nuestra mente se aclara. Eso es porque los estímulos de la naturaleza son suaves: “Ninguna hormiga nos echa las luces para que la miremos, ni los árboles nos gritan, nada nos exige atención”, ejemplifica Freire. Y por ello la atención puede vagar, difusa, mientras nuestros sentidos vuelven a abrirse despacio al rumor de una fuente, el delicado trino de un pájaro o el suave olor de un pino.

 

Etiquetas: familia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS