Verano

5 Consejos para combatir el calor

2 minutos

En verano suben las temperaturas y, a veces, lo podemos pasar realmente mal por el calor, ¿podemos hacer algo para remediarlo?

5 Consejos para combatir el calor durante la noche en verano

Dormir con calor es bastante incómodo y no nos permite descansar en profundidad ni todo lo que querríamos, por eso os dejamos unos consejos para disfrutar de unas vacaciones fresquitas para combatir el calor en verano:

  1. Lo mejor para caer rendido en la cama, y que no nos incomode tanto el calor, es estar cansados cuando llega la hora de dormir. Para ello es importante haber realizado actividades durante el día con las que hayamos ido agotando, nosotros y nuestros hijos, la reserva de energía. En verano es importante no hacer ejercicio durante las horas de más sol y, si no podemos evitarlo, debemos cubrirnos la cabeza, utilizar ropa fresca y de tejidos naturales como el algodón y refrescarnos frecuentemente. Por otro lado, esta época es perfecta para hacer ejercicio mientras jugamos con nuestros hijos en la playa o la piscina. Nadar, correr y jugar a las palas pueden cansar lo mismo, o más, que una sesión de gimnasio.
  2. Mantenernos hidratados durante el día evita dolores de cabeza, bajadas de tensión y favorece el descanso nocturno. Así que no lo olvidéis, en esta época más que nunca, hay que beber agua durante el día. Si nuestros hijos son reticentes podemos, también, variar con zumos de frutas frescas sin azúcares.
  3. Las digestiones difíciles dificultan el sueño. Por ello es importante que nuestras cenas sean lo más ligeras y fáciles de digerir posibles.
  4. La comodidad es fundamental. Una buena almohada, un colchón que no acumule el calor y un ambiente tranquilo son elementos indispensables para descansar en noches de calor.
  5. Una ducha o baño antes de irse a la cama sirve tanto para conciliar el sueño como para refrescarnos antes de dormir. El agua es recomendable que esté templada y no fría, siempre se puede empezar la ducha con agua más fresca e ir aumentando la temperatura, poco a poco, para que cuando estemos terminando el agua sea tibia tirando a caliente.

Así que ya sabéis, para poder dormir bien con calor, manteneros activos e hidratados durante el día y fresquitos y relajados por la noche.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS