Planes de verano

Actividades de verano para las vacaciones de nuestros hijos

2 minutos

Además de salir en familia y disfrutar de unas vacaciones, también necesitamos que los niños hagan actividades para poder llevar de la mejor forma posible la conciliación laboral y familiar.

Actividades de verano para las vacaciones de nuestros hijos

Debemos tener en cuenta que el verano y las vacaciones escolares son largas y la familia tiene que conciliar las vacaciones laborabes entre el padre y la madre y valorar factores como el coste económico que suponen estas, el rendimiento final del curso académico y si las notas de nuestros hijos han sido buenas o no. Si los resultados han sido positivos, los niños y adolescentes se merecen distraerse y descansar.

Los padres también tienen que responsabilizarse de que disfruten del tiempo libre, proponiéndoles sugerencias que les aporten experiencias positivas de crecimiento personal, de acuerdo con determinados valores, pero siempre teniendo en cuenta su aprobación y, a ser posible, que no impliquen conectarse demasiado tiempo en las redes sociales ni en las tecnologías digitales.

En el caso de programar un viaje familiar, se recomienda:

Negociar entre todos las diversas opciones de acuerdo con los intereses personales, aclarando y planificando las actividades para que resulten atractivas para todos.

Las expectativas que esperemos del viaje deben ser realistas y con posibilidad de llevarlas a cabo. Nuestros hijos deberán valorar si les gustará el lugar o sitios escogidos y también que tendrán tiempo para tener sus propios espacios.

¿Cómo podemos sobrevivir al verano aunque no hagamos un viaje familiar?

Otras actividades en las que puedan participar aparte de los campamentos y colonias de verano, siempre teniendo en cuenta su edad, pueden ser:

  • Si son aficionados a la lectura, en algunas  bibliotecas abiertas en verano, pueden pasar ratos agradables y participar en las actividades que programen como talleres de escritura y clubs de lectura.
  • Las áreas de Juventud de los municipios organizan talleres y cursillos de actividades lúdicas.
  • Colaborar en acciones de voluntariado en entidades sociales, de acuerdo con sus intereses y motivaciones.
  • En organizaciones como la Cruz Roja pueden apuntarse a cursos o talleres de Salvamento y Primeros Auxilios y conseguir un certificado de socorrista, monitor del tiempo libre, etc. que les permitirá trabajar el próximo verano.
  • Participar en lugares de trabajo de distintas especialidades.

¿Y si estas actividades no les gustan?

En el caso que no quieran participar en actividades programadas, les podemos sugerir que ellos mismos organicen sus propias tareas de verano en casa o ayudando a otros familiares o vecinos que están de vacaciones, como por ejemplo: regando plantas, cuidar de alguna mascota, recoger la correspondencia del buzón, etc.

Por supuesto estas actividades requerirán ser compensadas con una pequeña remuneración.

Mercé Corbella es psicóloga familiar de niños y adolescentes.

Etiquetas: conciliación vida laboral y familiar, tiempo libre, vacaciones, verano

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS