Baby Yoda y LEGO

Baby Yoda: el último set de LEGO que nos tiene enamorados

Fue uno de los juguetes estrella las pasadas navidades y uno de los personajes que nos robó el corazón a finales de 2019. Ahora LEGO nos pone muy fácil tener un Baby Yoda en casa: gracias a su último set, una alternativa perfecta para pasar tiempo en familia.

baby yoda
Fuente: LEGO

A finales de 2019, la serie The Mandalorian, basada en Stars Wars, nos sorprendía a todos con un tierno personaje que, desde el primer momento nos robó el corazón: ‘El Niño’ (o Baby Yoda, como todos los fans lo apodaron cariñosamente). Tanto fue así que se coló como deseo en la carta de los Reyes Magos de muchos admiradores las navidades pasadas e, incluso, se posicionó como el bebé más buscado en Google en 2019.

Pues bien, lejos de caer en el olvido, Baby Yoda puede estar más cerca de nosotros que nunca gracias a  LEGO. Y es que ha anunciado el lanzamiento del set de construcción del maravilloso personaje, que estará disponible a partir del 30 de octubre (aunque ya puedes reservarlo).

Para mayores de 10 años

El set, que incluye 1073 piezas, está diseñado para mayores de 10 años y, después de construirlo, los niños se encontrarán con un muñeco de cabeza articulada, orejas movibles y boca ajustable. ¿Lo mejor? Podrán elegir entre una variedad de expresiones faciales muy famosas del personaje y, de esta manera, hacerlo suyo propio.

baby yoda
Fuente: LEGO

Además de Baby Yoda, el set también incluye una placa de información con la altura y la edad de El Niño y una Minifigura del mismo de LEGO Star Wars. “También hemos incluido detalles auténticos, como el pomo de la palanca de cambios, el jueguete favorito de Child como se ve en la serie”, comenta Michael Lee Stockwell, gerente de Diseño de LEGO Star Wars.

Beneficios de los juegos de construcción en niños

Aunque sabemos que este nuevo set de construcción se convertirá en objeto de deseo de muchos fans adultos de Star Wars, lo cierto es que su construcción también puede ser el vehículo perfecto para pasar algo de tiempo en familia, con los niños. Eso sí, siempre y cuando cumplan la edad recomendada (los 10 años). Si se lo ofrecemos a niños más pequeños podría ser peligroso porque podrían llevarse las piezas a la boca.

Recordemos, igualmente, que los juegos de construcción reportan múltiple beneficios sobre el estado físico y mental de nuestros niños. En la primera infancia, son el vehículo perfecto de aprendizaje y desarrollo: ayudan a trabajar la motricidad fina, a desarrollar habilidades espaciales, a trabajar funciones ejecutivas como la organización o la planificación y, por supuesto, son perfectos para familiarizarse con las formas geométricas, entre otros.

Pero, si hablamos de niños más mayores, esos beneficios pueden traducirse en el favorecimiento de la concentración y la atención, en la reducción de la ansiedad y el estrés y también son juguetes perfectos para desarrollar la creatividad y la imaginación. Estos últimos, sobre todo, en sets como el de Baby Yoda que dejan que sea el niño el que dé el toque final a su creación.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo