Psico

Buenos propósitos para el nuevo curso

Septiembre es el mes de la vuelta al cole, al trabajo… Para muchos también es el momento más propicio para introducir cambios y erradicar esos hábitos y circunstancias que no nos gustan. ¡Aquí tienes buenos consejos!

Buenos propósitos para el nuevo curso

Empieza el nuevo curso y, con él, la vorágine de la rutina. Sin embargo, entre esa locura de horarios y actividades, es posible sacar unas horas para uno mismo. Este puede ser un buen momento para hacer borrón y cuenta nueva e introducir los reajustes necesarios para conseguirlo.

La psicóloga Silvia Álava Sordo, directora del Área Infantil del Centro de Psicología Álava Reyes, nos da algunos consejos para que esos cambios se conviertan en realidad. ¡Toma nota!

¿Necesitas más tiempo para ti?

Reserva el día y la hora en la que vas a empezar con el nuevo plan. Especifica tus objetivos en metas, decide las actividades que se van a hacer para conseguirlas y ponles fecha y hora, de forma que no haya excusas para no llevarlas a cabo. Hay que darles la prioridad que se merecen, no buscar pretextos para no introducirlas en la rutina diaria.

¿Una mejor relación de pareja?

La pareja suele quedar relegada a los últimos lugares de las prioridades cuando estamos inmersos en la vorágine diaria y esto puede minar la buena marcha de la relación. Es importante no bajar la guardiay, aunque está bien pasar tiempo libre con los niños, los expertos aconsejan reservar siempre momentos para compartirlos a solas. Y, por supuesto, evitar pagar con el otro el mal humor acumulado en el trabajo.

¿Quedar más con los amigos?

Olvida el sentimiento de culpa que te invade por dejar a tus hijos y dedicar un rato a estar con tus amigos. La culpa genera malestar y resta fuerza para reaccionar en las distintas situaciones de la vida.

¿Cuidarte de verdad?

Márcate un objetivo, cuanto más específico sea, más fácil será de alcanzar. Si, por ejemplo, tomamos la decisión de adelgazar, es más fácil conseguirlo fijando qué días de la semana se va a hacer deporte y de qué alimentos se va a prescindir. Cuando no se deja especificado cómo conseguir el objetivo, este se mantiene solo como un plan en el aire y es más fácil frustarse.

 

Asesora: Silvia Álava Sordo, psicóloga y directora del Área Infantil del Centro de Psicología Álava Reyes.

Etiquetas: familia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS