Imaginación al poder

Calendario de adviento, cómo hacer uno casero para sorprender a los peques

Los clásicos modelos en los que descubres una chocolatina al día tras ir abriendo ventanitas siempre gustan a los niños pero puedes ser un poco más original y hacer más llevadera y entretenida la llegada de la Navidad creando en casa uno totalmente diferente con el que puedan aprender cosas.

Calendario de adviento (Foto: iStock)
Calendario de adviento (Foto: iStock)

La Navidad es una de las épocas preferidas por los niños. Son días de muchas emociones, de reencuentros, de juegos. Días en los que especialmente se comparte tiempo en familia. Por eso quizá los peques lo viven con tanta emoción y, por qué no reconocerlo, nosotros con ellos. 

Puede que desde el mes de octubre ya empiecen a pediros poner el árbol y el resto de decoración navideña y, aunque tratéis de frenar sus ganas, en noviembre no queda otra que rendiros ante la evidencia. Pero son muchas otras cosas las que podéis hacer con ellos para que la espera hasta el señalado 24 de diciembre sea mucho más llevadera. Como, por ejemplo, un calendario de adviento. Sí, ya sabemos que los de cartón que venden en el supermercado con chocolatinas dentro son realmente tentadores pero, ni es beneficioso para ellos tomar tanto azúcar ni tiene la gracia del factor sorpresa porque ellos ya sabrán lo que toca tras abrir la primera de las ventanitas. 

Por eso nuestra propuesta es que seáis vosotros quienes tiréis de  imaginación y creatividad para preparar a vuestros hijos un calendario de adviento con el que ir descontando días hasta la Navidad. Ellos se quedarán con la boca abierta al verlo y seguro que estarán deseando que llegue el día siguiente para descubrir qué será lo próximo.

Paso a paso para montar el calendario

Lo primero que tenéis que pensar es cómo vais a plantear el calendario de adviento. Es decir, tenéis que tener claro qué es lo que queréis que vuestros hijos descubran en él porque de eso dependerá el formato que escojáis para montarlo. No es lo mismo que en él vayáis a incluir solo papelitos con frases que detalles pequeños, libros o algún regalo grande.

Podéis plantearles un reto diario, escribir historias cortas, incluir una fotografía a modo de recuerdo, proponerles un plan que les gusta, formular acertijos... pensad que tenéis 24 casillas que rellenar con diferentes conceptos por lo que cualquiera de ellos es bienvenido si creéis que va acorde con la edad y los gustos de los peques. En Ser Padres tenéis muchas ideas con juegos y actividades que seguro les encantarán. 

Una vez tengáis decidido el qué, es la hora de empezar con el cómo. De nuevo, aquí podéis tirar de cualquier cosa que se os ocurra porque el objetivo no es otro que sorprender a los niños. Podéis elaborar vuestro calendario de adviento con sobres, con fieltro sobre el que coser bolsillos, con sacos, con pequeñas cajitas, con botes... ¡hasta con rollos del cartón del papel higiénico! Solo es cuestión de no hacer pereza ante las manualidades y ponerse manos a la obra. 

Después, ya solo tendrás que hacer hueco en algún rincón de la casa y fijar un rato del día para que los peques puedan averiguar qué se esconde tras el número de la jornada que acompaña al calendario. De este modo no solo trabajaréis la paciencia de los niños sino que pasaréis un gran momento en familia que seguro recordaréis todas las navidades. 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo