Desarrollo

Cómo estimular la capacidad de atención desde casa: actividades para toda la familia

La atención es la base fundamental para llevar a cabo un aprendizaje eficaz. Damos algunos consejos y claves para estimular esta capacidad en casa con actividades de las que se puede beneficiar toda la familia.

juego de mesa y familia
Foto Istock

La atención es una capacidad necesaria tanto para facilitar el procesamiento de la información como para poder filtrar y seleccionar estímulos e informaciones de entre todas las que hoy en día recibimos por parte de nuestro entorno. Debido a la situación en la que nos encontramos actualmente, pasamos mucho tiempo en casa. En este artículo aparecen algunos trucos y herramientas para estimular la capacidad atencional desde diferentes actividades cotidianas.

¿Qué estrategias podemos utilizar desde casa para favorecer la atención con nuestros peques?

- Crear un calendario mensual y colgarlo en algún sitio transitado de la casa. En él se irán apuntando todos los eventos e informaciones importantes que vayan a transcurrir durante la semana/mes (viajes, planes en familia, exámenes, cumpleaños, etc.) Así el niño podrá ir anticipando y situando temporalmente lo que le espera en esos días.

- Planificar las actividades y gestionar la duración aproximada que se va a invertir en cada una de ellas. Es importante realizar una enumeración u organización de las diferentes tareas programadas en un periodo de tiempo (una mañana, una tarde, una sesión de estudio, etc). Según la edad del niño, podríamos optar por dibujar el orden o escribirlo.

- Anticipar los pasos de una tarea. Igual que en la estrategia anterior, antes de elaborar una tarea más compleja podemos descomponerla con el niño en pasos más pequeños y escribirlo o dibujarlo para poder asegurarnos de que se cumple cada uno de los pasos y el orden establecido. Es importante pensar previamente ¿qué hay que hacer? y ¿cómo lo vamos a hacer?

- Revisar. Una vez completada la tarea, es recomendable hacer una revisión para comprobar que todos los pasos se han llevado a cabo correctamente. En caso contrario, servirá para darse cuenta de si se ha cometido algún error y en qué parte.

- Hacer uso de descansos. La atención suele decaer tras un tiempo de concentración, por eso es conveniente intercalar descansos para favorecer un buen proceso atencional, sobre todo en aquellas tareas que requieren más esfuerzo.

¿Qué actividades pueden favorecer la atención?

- Dar a las niñas y niños pequeñas responsabilidades acordes a su edad: además de ir permitiéndoles aprender nuevas acciones y focalizar en ellas mientras las llevan a cabo, reforzamos su autonomía y autoestima. Algunas de las tareas a las que pueden ayudar, son: doblar la ropa, poner y quitar la mesa, preparar algunos platos, limpiar algunas zonas de la casa, emparejar calcetines, etc.

- Juegos de mesa: la mayoría de los juegos de mesa hacen que tengamos que permanecer durante un rato concentrados en la actividad y en sus múltiples instrucciones para ejecutarlas correctamente.

- Relajación: la relajación suele situar en el momento presente, evitando la presencia de distracciones y focalizando la atención en la respiración y movimiento.

- Lectura: Cuando se lee un libro, la atención se focaliza en la información que se va obteniendo a través de la lectura. Si además escogemos un librojuego en el que el lector pasa a formar parte de la historia y ayuda a los personajes a ir resolviendo problemas y actividades, ¡mucho mejor y más divertido!

Artículo ofrecido por Anabel Quiroga, Neuropsicóloga infantojuvenil de Psicólogos Pozuelo

Vídeo de la semana

Continúa leyendo