La mejor sesión de fotos

Cómo hacer un photocall para niños

Una sesión de fotos en familia bien merece preparar un espacio adecuado para que puedan posar. Seguro que a tus hijos les divierte que preparéis entre todos un fondo de lo más original para después inmortalizar el momento. ¡Lo pasaréis en grande!

Photocall niños (Foto: iStock)
Photocall niños (Foto: iStock)

Nos encanta hacerles fotos a los niños. Es nuestra manera de dejar constancia de lo que hemos vivido, de acumular recuerdos que nos sacan una sonrisa en el mismo momento en el que vuelves a toparte con ellos. Ahora con los smartphones guardaos imágenes de nuestro día a día pero siguen siendo en momentos especiales como los cumpleaños o cualquier otra celebración cuando más importancia le damos a las fotografías. 

Sabemos que no es nada fácil conseguir que se coloquen delante del objetivo y, por eso, toda ayuda es poca para lograrlo. Una de las cosas que mejor os puede servir como aliciente es la de crear un photocall. Aunque lo mejor son siempre las instantáneas improvisadas, aquellas en las que los niños no posan, si queréis llevar a cabo una sesión de fotos especial como si fuera de estudio, lo mejor es que tratéis de preparar un entorno en el que los peques se sientan cómodos y a gusto. Estarán mucho menos tensos ante la cámara y, de paso, vuestras imágenes contarán con un fondo de lo más original. 

¿Y cómo podemos preparar un photocall? Antes de ponerte manos a la obra debes tener en cuenta la edad de los niños, el momento para el que necesitas el decorado y el objetivo del mismo. Con eso claro, puedes optar por comprar uno o, nuestra recomendación, crearlo desde cero vosotros mismos que será en si una actividad más con la que entretenerlos. 

Viaje al espacio

El mundo de las galaxias, los meteoritos, los planetas y las estrellas tiene algo que les fascina a los niños. Si queréis montar una fiesta temática en torno al espacio, podéis conseguirlo con unas cajas de cartón con las que construir vuestro propio cohete, unos cascos y hasta una nave espacial. El papel de aluminio será clave para la parte trasera del photocall. 

¡A la playa!

Otra opción que seguro les encanta es la de transformar vuestro salón de casa en una auténtica playa. Con un poco de arena esparcida por el suelo, una sábana azul y una hamaca, recrearéis una típica escena veraniega en un pis pas. 

Viaje pirata

Otro de los mundos en los que a los peques les encanta adentrarse es en el de los piratas. De nuevo el cartón será vuestro aliado para dibujar un barco y un oleaje, el resto se lo tendréis que dejar a los disfraces para que el conjunto sea redondo. 

A todo color

La manera más sencilla de montar un photocall es escogiendo el color favorito del niño y colocando todo el decorado en esos tonos. Es fácil, es vistoso y el resultado de las fotos será de lo más armónico. 

Globos

Otra manera muy fácil de crear vuestro photocall es con la ayuda de diferentes globos. Pueden ser todos de un mismo color o simplemente haceros con una selección de distintos colores que colocaréis sobre la pared formando una especie de arcoiris o salpicados de manera desordenada. En cualquiera de los casos adornará vuestras instantáneas de una manera genial. 

Sus personajes favoritos

Esta opción es quizá la más compleja porque requiere de una gran destreza en el dibujo y con las tijeras. Consiste en crear figuras de cartón de los personajes favoritos de los peques, de manera que puedan posar junto a ellos en la foto. También pueden dejarse con la cabeza recortada para que sean los niños quienes se coloquen tras ellos para meterse en su piel de cara a la sesión. 

Al volante

Por último, podéis optar por construir un coche tras el que se puedan colocar y que parezca que están conduciendo. Esto es aplicable a un barco, un avión, una bicicleta, un tren, una moto o cualquier otro medio de transporte. 

También te puede interesar:
Vídeo de la semana

Continúa leyendo