Improvisar un cuento

¿Cómo inventar un cuento infantil al momento?

¿Tus hijos están cansados de escuchar una y otra vez los mismos cuentos todas las noches? ¿Te piden que les cuentes una historia nueva? Si es así, pero no sabes cómo hacerlo, calma, recuerda que tu imaginación sigue ahí, solo debes saber cómo utilizarla. Mira estos consejos con los que crear cuentos para niños en poco tiempo.

cuento
Fuente: iStock

Cuando decimos que los niños tienen una imaginación desbordante es porque es verdad, pero... ¿Esto quiere decir entonces que los adultos no pueden alcanzarla igual?

Lo cierto es que en multitud de ocasiones pensamos que con el paso de los años y la madurez perdemos dicha imaginación o que al menos nos cuesta mucho más darle rienda suelta. Sin embargo, esa vieja amiga sigue estando ahí, y si sabemos potenciarla, cuando la necesitemos, podremos echar buena mano de ella.

Un momento clave para usarla es cuando los pequeños quieren un cuento antes de ir a dormir. Pero claro, a veces ya están más que cansados de las historias de siempre. Sus orejas quieren nuevas aventuras que escuchar y ahí estás tú sin saber por dónde salir del paso.

cuento
Fuente: iStock

Lo primero que debes hacer es mantener la tranquilidad, como bien se dice, todos fuimos niños alguna vez, y seguro que nuestro niño interior todavía nos acompaña.

Así que ¿por qué no dejar que nos ayude con esta tarea? Con su ayuda y con algunos consejos como los que vamos a ver a continuación podremos montar una auténtica historieta infantil con la que sorprender a los más pequeños. ¡Toma nota!

Consejos para inventar cuentos para niños

  • Pensar en una moraleja final. Una idea muy útil a la par que educativa es acabar el cuento con una enseñanza. Para ello, debemos pensar en qué queremos transmitir y a partir de ahí añadir los personajes, ambientarlos en un tiempo y un espacio, presentar un problema y resolverlo a través de la moraleja.
  • Transformar los cuentos de toda la vida. Si te cuesta un poco más inventar desde cero, puedes darles la vuelta a los cuentos de siempre. Por ejemplo, puedes ubicar los personajes en otra época o contexto (¿qué haría Caperucita con un teléfono móvil?), cambiar el papel de los personajes (¿y si el lobo feroz fuera el bueno y los tres cerditos los malos?) o incluso crear hechos que sean totalmente inesperados (¿y si fuera el príncipe el que perdiera el zapato y Cenicienta tuviera que ir a buscarlo?).
  • Pedirle al niño que escoja un personaje. Con esta idea, el pequeño se identificará con el personaje que proponga, por lo que le encantará que este viva aventuras y logre resolver los problemas que se le presenten.
  • Buscar relaciones sin sentido. ¿Y si creas un cuento a través de personajes que a priori no tendrían ninguna relación juntos? Por ejemplo, un avión buceando dentro del mar, un tiburón en un supermercado... Relacionar sus personajes favoritos. Una idea que verdaderamente le gustará mucho será la de ver que sus personajes preferidos se unen. ¿Qué haría Peter Pan con un Transformer? ¿Y Peppa Pig con Mickey Mouse?
  • Inventa un cuento con cosas totalmente inventadas. Por ejemplo, un personaje que se despierta y cada día es un objeto... O quizá un grupo de amigos que cada día encuentran máquinas que hacen cosas imposibles (una que fabrique nubes de colores, otra que teletransporte, otra que haga invisibles a las personas...).

 

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo