Sueño tras el nacimiento de un hijo

¿Cómo mejorar el sueño de los padres tras el nacimiento de un hijo?

Aunque es cierto que el sueño empeora tras la llegada de un hijo, existen algunos consejos a tener en cuenta para evitar que se trastoque demasiado.

Que la llegada de un hijo empeora la calidad de sueño de los padres es algo que todos tenemos bastante asumido a estas alturas. Que lo hace durante más de seis años, también.

calidad sueño padres
Fuente: iStock

Y es que, una investigación de la que ya nos hicimos eco en Ser Padres hace algunos años llegaba a la conclusión de que, efectivamente, el sueño (sobre todo el de las madres) empeoraba durante los seis años siguientes al parto. Pasados esos seis años podía hablarse ya de que el sueño estaba en niveles de antes del nacimiento del bebé, en cuanto a calidad.

De acuerdo a esta investigación, que tuvo el cuenta el sueño de 4659 padres y madres, las madres son las más afectadas por esa falta de sueño que, aunque en menor medida, también afecta a los padres.

De esos seis años, los tres primeros meses tras el nacimiento del bebé es el más crítico para la calidad del sueño de los progenitores: las madres duermen 62 horas menos que antes de dar a luz. Los padres solo disminuyen su sueño 15 minutos.

Este periodo de latencia disminuye a medida que el niño crece: entre los cuatro y los seis años de vida, la madre pierde 20 minutos de su sueño, mientras que el padre continúa con los 15 minutos menos que antes de tener un hijo.

¿Por qué la calidad del sueño es peor después de tener un hijo?

Las razones por las cuales la calidad del sueño de la madre y del padre disminuye después de tener un bebé son varias y van variando conforme el pequeño va creciendo:

  • Durante los primeros seis meses, la falta de regulación del sueño por su parte hace que se despierte cada pocas horas para las tomas, y no diferencia entre la noche y el día
  • Las tomas nocturnas, sobre todo si practicamos lactancia materna, es otra de las razones principales de esta falta de horas de sueño
  • A medida que el niño va creciendo, los despertares nocturnos, las pesadillas y los temores nocturnos son las causas más comunes de la baja calidad del sueño de los padres

Trucos para mejorar la calidad del sueño de los padres en los primeros años de vida del niño

La Sleep Foundation, o la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos, hace unos años publicó una lista con algunas recomendaciones para mejorar la calidad de sueño de los padres durante los primeros años de vida del bebé. Vamos a puntualizar algunas de ellas:

  • Que el bebé duerma en la misma habitación de los padres, pero en camas separadas: aunque en su día la Sleep Foundation hablaba de los beneficios del colecho, más adelante los diferentes referentes pediátricos desaconsejaron esta práctica durante los primeros seis meses. Lo que sí se puede hacer es dormir en una cuna colecho o en la cuna, en la misma habitación de los padres
  • No utilizar vigilabebés, a no ser que el peque esté en otra habitación porque al más mínimo ruido os despertará (y hay que tener en cuenta que los bebés hacen ruidos por la noche). Recomiendan mantener las puertas abiertas
  • Evitar el uso de pantallas al menos durante una o dos horas antes de ir a dormir a fin de mejorar la calidad del sueño
  • Establecer turnos para dormir: lo ideal, de acuerdo a la Fundación, es que el padre y la madre se turnen durante las noches a menos de que uno de los dos pueda dormir del tirón una de cada dos noches
  • Controlar la iluminación de la habitación
  • Controlar los ruidos de la habitación
Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo