Viajes en coche

¿Conoces las claves para emprender un viaje seguro?

La realización de una revisión completa del coche antes de salir de viaje es fundamental para la mantener la seguridad de todas las personas a bordo.

También te puede interesar: Los 12 coches familiares elegidos por el cómite de expertos
¿Conoces las claves para emprender un viaje seguro?

Comienza el verano y con él las vacaciones y los desplazamientos en coche, con todo lo que ello implica. Y si hay que prepararse para entretener a los niños durante las largas horas de viaje, igual o más importante es preparar el coche para llegar sanos y salvos al destino vacacional.
Para realizar el desplazamiento de la manera más segura es necesario revisar varios elementos clave del automóvil, de esa manera podremos afrontar sin peligro los diferentes percances que se nos puedan presentar.


El primer elemento clave es, como habitualmente debe ser, mantener la precaución al volante. Que los atascos, el sol o las prisas por llegar no modifiquen tu conducción responsable.


Como segundo paso clave debemos revisar los principales niveles y elementos del coche, para ello, antes de iniciar la marcha, deberemos haber revisado:

  • El sistema de frenado: es recomendable controlar el estado de las pastillas de freno cada 10.000 kilómetros y cada vez que las cambiemos deberemos comprobar también los discos de freno. Habrá que sustituir los discos cuando estén ovalados, oxidados, arañados, presenten un reborde o cuando el espesor sea inferior al límite establecido por el fabricante. También hay que comprobar el líquido de frenos y cambiarlo cuando la temperatura de ebullición sea inferior al límite establecido por el fabricante.
  • Neumáticos: Hay que revisar su presión de manera periódica y sustituirlos cuando la profundidad del dibujo sea inferior a 1,6 milímetros o cuando sufran deformaciones, golpes o estén desgastados de manera irregular. También hay que comprobar los elementos de suspensión cada 20.000 kilómetros, ya que una alienación bien reglada afecta directamente al confort y la seguridad de los pasajeros.
  • Amortiguadores: hay que verificar su estado cada 20.000 kilómetros. Si tu coche derrapa en los virajes, tiende a hundir la parte delantera en la frenada o las ruedas se desgastan irregularmente, comprueba los amortiguadores, son síntomas de desgaste en los mismos.
  • El tubo de escape: un tubo de escape en mal estado provoca mayor consumo de combustible, sobrepasa los límites acústicos legales y, lo más importante, puede provocar peligro de somnolencia al penetrar gases tóxicos en el interior del vehículo. Para evitar todo esto deberemos cambiar el tubo de escape cuando presente agujeros, haya un consumo de gasolina irregular o apreciemos una sonoridad anormal durante la conducción.

Una vez hechas todas estas comprobaciones y haber realizado las sustituciones necesarias, estamos preparados para coger el coche e iniciar nuestro viaje en familia ¡Felices vacaciones!

 

Fuente: Midas

Etiquetas: silla del coche

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS