Naturaleza en familia

Consejos para que los niños se beneficien de vuestros paseos por la naturaleza

Pasar tiempo en la naturaleza y dar paseos puede promover una mejor capacidad de atención, autodisciplina, creatividad, aptitud física y conexión social en los niños. Aquí os dejamos algunos consejos.

Escuchar a los pájaros cantar, el agua caer por los riachuelos, respirar aire fresco, el aroma de la lluvia fresca otoñal es lo que convierte a la naturaleza en el mejor plan para escapar de la ciudad en los días de descanso y reencontrarse con uno mismo.

La naturaleza calma, relaja y ayuda a desconectar. En la época en la que nos encontramos y con nuestras vidas ajetreadas es casi imposible la desconexión, por eso priorizar la naturaleza aunque sea los fines de semana ayudará tanto a los niños como a los adultos. De hecho, un estudio liderado por el epidemiólogo ambiental en el ISGLobal y coordinador del proyecto Phenotype de la Comunidad Europea Mark Nieuwenhuijsen, descubrió que pasar solo dos horas por semana explorando la naturaleza conduce a una mejor salud y bienestar: “Se puede ir a los parques o al bosque, pero también funciona teniendo árboles alrededor de nuestra casa, o jardines en tu entorno”, añade en el estudio.

Beneficios de explorar la naturaleza

Aunque vivir en la montaña o zonas rurales facilita mucho las cosas, el contacto con entornos naturales puede llevarse a cabo igualmente en los espacios urbanos. De esta forma, pasar tiempo en la naturaleza promueve una mejor capacidad de atención, autodisciplina, creatividad, aptitud física y conexión social en los niños. También puede ayudar a reducir los niveles de estrés y hacer que se involucren más en el aprendizaje, según el proyecto Phenotype.

Para disfrutar de la naturaleza, uno de los consejos es dar paseos por los espacios naturales, ya que es una oportunidad para relajarse, tomarse su tiempo y explorar el medio ambiente. Caminar es una excelente manera de desconectarse, observar, escuchar y conectar con el mundo salvaje que se esconde tras nuestras pantallas. Se pueden realizar diferentes actividades como el senderismo por parques naturales o dar un paseo por zonas cercanas a la costa, ambas son beneficiosas tanto para los niños como adultos.

Además, pasar tiempo en la naturaleza conlleva una serie de beneficios para los niños. Su bienestar físico, cognitivo y emocional se puede mejorar con algo tan simple como jugar en su propio patio trasero, alega Phenotype.
 
El tiempo al aire libre hace que los niños se muevan y hagan ejercicio, lo que reduce el estrés y la fatiga al tiempo que mejora la salud física. También promueve la creatividad y la imaginación al permitir que los niños interactúen libremente con la naturaleza en sus propias formas inventivas.
 
Por supuesto, los beneficios físicos no son los únicos que el niño recibirá. El juego al aire libre es mucho más divertido que en el interior, lo que les da a los niños más libertad para interactuar y conocer el entorno.

Además, la naturaleza también puede conducir a un mejor rendimiento académico, aumentar el interés y el disfrute en el aprendizaje y mejorar la capacidad de atención de los niños, así lo determina el exhaustivo análisis elaborado por Ming Kuo, profesora asociada del Departamento de Recursos Naturales y Ciencias del Medio Ambiente de la Universidad de Illinois, y publicado en la Fronteras en Psicología. Además, este análisis sugiere los múltiples beneficios que podría suponer la ecologización de los patios escolares y la incorporación de actividades en la naturaleza en el programa académico de niños de primaria.

Tips para dar paseos por la naturaleza con niños

  • Permitirles que se manchen: El barro es capaz de estimular la curiosidad de las niñas y niños y les invita a la exploración. Todo esto logra estimular su mente, su imaginación y creatividad mediante juegos, nuevas ideas o descubrimientos, según el estudio publicado en la revista Neuroscience y en el National Institutes of Health. 
  • Dejar que ellos encuentren sus propias motivaciones aunque muchas de sus motivaciones no sean iguales que las tuyas, así lo dice la campaña Montaña Segura, una campaña de prevención de accidentes en el medio natural fruto de un convenio de colaboración entre Gobierno de Aragón, Aramón y la Federación Aragonesa de Montañismo, en la cual recomiendan que hagas cuantas paradas quieran hacer los pequeños, sea por el motivo que sea (una rama, una piedra, una hormiga…). Libertad bajo supervisión: Cuando se trata de niños más pequeños es recomendable que tengan libertad pero eso sí, siempre bajo la supervisión de un adulto.
  • Contar con la opinión del niño: toma las decisiones contando con su opinión y participación, así les estarás enseñando a razonar y entender el por qué de las decisiones que se toman en grupo, que siempre son para el bien de todos, según la campaña Montaña Segura.
  • Mirar al cielo: el niño puede perderse y por lo tanto ayudarle a orientarse, a admirar y a contemplar el cielo podrá ayudarle a buscar el camino de vuelta a casa, según la editorial Vicens Vives.
  • Crear una búsqueda del tesoro: se puede incluir categorías como plantas, árboles, animales o pájaros. De esta forma, el niño querrá observar y buscar por la naturaleza todo lo necesario para encontrar el tesoro, según la organización de pediatras Healthy Children.

Continúa leyendo