Vacaciones de verano

Consejos para viajar con niños: en tren, avión, barco y coche

Ahora que llegan las vacaciones de verano, si piensas pasar unos días con tus hijos fuera de casa, no te pierdas estos consejos útiles para viajar con ellos en avión, tren, barco y coche.

Con la llegada del buen tiempo y las vacaciones de verano empezamos a planificar viajes a los destinos elegidos. Si tenéis niños pequeños es normal que empiecen a surgir dudas acerca de cómo hacer el viaje para que les sea más cómodo y llevadero.

¿Qué destino?

Consejos para viajar con niños
Foto: Istock

Como poder, podemos ir a cualquier sitio con niños, pero si intentamos ser prácticos, elegiremos un destino que, a ser posible, sea cercano o al menos, tenga una comunicación fácil desde el sitio del que partimos. Esto no significa que no podamos ir de vacaciones a sitios más lejanos, pero obviamente, a más distancia, más tiempo de viaje. Os recomiendo que, sobre todo si viajáis con bebés o niños pequeños elijáis un lugar que disponga de los recursos necesarios a los que estéis habituados, como asistencia sanitaria, farmacias o condiciones higiénico- sanitarias adecuadas a la hora de preparar un biberón o comida para vuestro bebé.

Planifica el viaje

Es lo más importante. Cuando se viaja solo, o con la pareja es fácil meter cuatro cosas en la maleta y salir corriendo, pero con bebés o niños esto es más complicado, sobre todo las primeras veces. Te recomiendo que unos días antes del viaje vayas anotando en una lista todo aquello que utilices en el día a día de tu bebé y te parezca imprescindible tener cuando estés en tu destino, ya sea ropa, juguetes, artículos de aseo, biberones, etc. Verás que esta lista es bastante más larga que la de los adultos.

No olvidéis llevar documentación, sobre todo si viajáis al extranjero. También es muy recomendable hacerse con la tarjeta sanitaria europea si os quedáis dentro del continente.

Además, existen pulseras identificativas en las que podéis anotar vuestros datos y teléfono con prefijo internacional. Si vuestro peque se pierde en un aeropuerto será una gran ayuda para encontrarle.

Planificad como vais a llegar al destino elegido, si en coche, tren, barco o avión. Intentad que, si tenéis que coger varios medios de transporte el horario sea flexible dejando margen suficiente para no ir con prisas, ya que, con un bebé o niño pequeño siempre pueden surgir imprevistos.

Consejos para viajar en avión

  • Prepara con antelación la comida del bebé. Aunque en cabina se restringen los líquidos sí que podemos llevar alimentos infantiles. Si vas a preparar un biberón lleva preparada la cantidad exacta de leche en polvo y solicita agua a los auxiliares de vuelo.
  • Dependiendo de la edad también es recomendable llevar algo de comida ligera para picar como fruta cortada o galletas caseras.
  • ¿Y el carrito? Habitualmente, puedes llevar a tu bebé hasta la puerta del avión en el carrito y el personal del aeropuerto lo bajará a la bodega cuando embarquéis. Indícalo cuando factures las maletas, para que le pongan las etiquetas identificativas.
  • La mochila de porteo puede ser enormemente práctica. Puedes facturar el carrito directamente y moverte con libertad por el aeropuerto con tu bebé en su mochila. Esto es especialmente recomendable si debes viajar con tu bebé encima de ti, al no haber pagado billete. Las condiciones de viaje gratis para bebés dependen de la aerolínea, así que consulta sus condiciones.
  • Incluye en equipaje de mano ropa limpia, un par de pañales, toallitas y chupete de repuesto.
  • Dependiendo de la edad del niño incluye cuentos, libro de colorear o pegatinas… para que se entretenga durante el vuelo.
  • Los bebés y niños pueden experimentar dolor en los oídos o sensación de taponamiento con el despegue y el aterrizaje. Los movimientos de succión o masticación evitan estas molestias, así que ponle el chupete a tu bebé, ofrece algo de picar a los peques y en caso de niños mayores mascar chicle puede ayudarles.

Consejos para viajar en tren

  • Igual que en lo mencionado para el avión, prepara comida, bolsa del bebé y algo para que se entretengan como libros, ceras para colorear o algún pequeño juguete.
  • Intenta coger asientos con mesa central. Podrán comer, pintar, jugar…
  • En España, los niños pueden viajar gratis encima de un adulto, sin ocupar asiento, hasta los 3 años.
  • Un truco extra: si tu bebé empieza con un episodio intenso de cólico el mejor sitio para calmarle es en la zona que hay entre vagones. En esta zona el movimiento del traqueteo le servirá para eliminar los gases y además no molestará a otros viajeros. Eso sí, en mochila de porteo, para que te queden las manos libres y puedas agarrarte a la barandilla si te desequilibras o hay un cambio en la velocidad del tren.

Consejos para viajar en coche

Viajando con niños en coche
Foto: Istock
  • Ropa de repuesto, especialmente si tu peque se marea con facilidad.
  • Planifica varias áreas de descanso. Es recomendable parar cada dos horas, para estirar las piernas, cambiar pañales, ofrecer alimento, etc. Intenta contar con áreas de servicio que incluyan baños con cambiador, restaurante o bar donde te puedan calentar un potito o zona recreativa infantil.
  • Es muy frecuente que los niños se mareen en el coche. A partir de dos años encontramos productos con dimenhidrato como principio activo, que pueden darse media hora antes del viaje. Por debajo de dos años existen productos naturales, en forma de piruletas o gominolas, que basan su efecto en el jengibre, sustancia que parece reducir los mareos. Además, evita llevar libros o cuentos, porque fijar la mirada en ellos puede producir mareo. La mejor distracción es la música, con canciones que conozcan y vayan cantando. Vigila que la temperatura no sea demasiado alta, coloca parasoles en los cristales trasero e Intentad hacer una conducción suave.

Consejos para viajar en avión

  • Cuidado con la meteorología. Si el mar está revuelto quizá no sea el mejor momento para que los niños descubran la experiencia del viaje en barco
  • Protección solar. En un crucero no olvides que estaréis en cubierta mucho tiempo, expuestos al sol. Gorra y gafas también son recomendables
  • Calzado que no resbale. La cubierta de un barco suele estar mojada y es fácil tener un traspié
  • Chaleco salvavidas. Dependiendo del tipo de viaje que estéis haciendo y la embarcación.
  • Cuidado con las camas. Al dormir en un barco, si hay movimientos bruscos o fuertes, los niños se pueden caer de la cama.
  • Para el mareo pueden usarse productos similares a los mencionados en los consejos para viajar en coche.

¡Buen viaje!

Carmen de la Torre

Carmen De La Torre Morales

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

Continúa leyendo