A tener en cuenta

Consejos para viajar en tren con niños pequeños

Repasamos los detalles más importantes a tener en cuenta si vais a viajar con peques (que no sean recién nacidos, ya que sus necesidades cambian) en este medio de transporte cómodo y sostenible próximamente.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

Planificar un viaje con niños implica poner mucha atención a la elección del transporte y no solo por la duración total del trayecto sino también por las comodidades que ofrecen unas y otras opciones al respecto.

Dejando a un lado el avión, que es el más particular de todos, la mayoría de las familias suelen dudar en trayectos relativamente cortos, a nivel nacional, entre el coche y el tren. Del primero saben de sobra los pros y las contras porque se usa a diario, pero si el elegido es el tren, ¿en qué detalles conviene fijarse para viajar con peques?

Precio, servicios y duración del trayecto

En primer lugar, lo más importante es informarse al detalle de las tarifas que ofrece la compañía ferroviaria para los menores de edad. Si es Renfe, que opera casi en exclusiva en nuestro país, debes saber que hay descuentos para los niños y niñas en su tarifa familiar, si bien los menores de 4 años que no ocupen asiento pueden viajar de forma completamente gratuita. Esto no lo sabe todo el mundo. 

Además del precio, es esencial tener controlados los servicios que incluye el billete. Qué tipo de servicio de hostelería ofrece, si cuenta con camas en caso de que el viaje sea largo y nocturno o si ofrece servicio de ayuda para familias con niños pequeños son algunos de ellos. Otros se dan por descontado, como es el hecho de que el servicio cuente con cambiador y que se pueda acceder con el carrito hasta el mismo, si bien debe ir siempre plegado en el interior del mismo, así que en la medida de lo posible conviene llevar de viaje un modelo compacto y ligero. 

 En lo que respecta al equipaje de mano, con niños es importantísimo llevar recursos encima para entretenerles porque no conviene que estén de pie durante el trayecto teniendo en cuenta lo peligroso que puede ser para ellos una caída. Cuentos, un kit de viaje para pintar, juegos de mesa de viaje o una pequeña mochila que preparen ellos mismos con sus juguetes favoritos se convierten en el mejor aliado para que el viaje en tren se haga lo más llevadero posible. Para que el pequeño viaje más cómodo y pueda tener más espacio para jugar en su asiento, es recomendable reservar los asientos en la zona de mesa, que suelen tener un precio más ajustado además si se reservan al completo por un grupo.

Ser previsor

No os olvidéis además del “pack para cubrir las necesidades básicas en caso de emergencia”. Lo entrecomillamos porque no es más que una forma de referirnos a la bolsa de mano en la que incluyáis un cambio de ropa si son muy pequeños, agua, algún snack saludable o comida dependiendo de la duración del trayecto, toallitas y pañuelos, entre otros productos esenciales.

Por último, es bueno tener en previsión cómo trasladaros una vez lleguéis a la estación de destino hasta vuestro alojamiento en dicho lugar. No siempre están las estaciones en el centro de las ciudades así que con niños se hace más importante si cabe tener garantizado el transporte en caso de que este sea necesario antes incluso de salir de la estación de origen. Por lo menos bien pensado en caso de que no haga falta reservarlo.

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo