Consejos

Cosas en las que no has caído y te ayudarán a disfrutar más de un día en un parque temático con niños

Repasamos algunos servicios y consejos prácticos en los que quizá no hayas caído al planificar vuestro plan familiar.

Si te gustan los parques temáticos o de atracciones pero hace tiempo que no los pisas, puede que te dejes en el tintero algún detalle importante al planificar vuestro día de ocio en familia.  

En su día, gracias a los consejos de @mamasviajeras, ya compartimos contigo tips concretos para visitar Disneyland París y ahorrar dinero en un viaje que siempre resulta costoso, y más con peques. Pero en esta ocasión vamos a repasar pequeños detalles que tienen una trascendencia en el resultado final del plan. Algunos son novedades que este tipo de espacios han añadido a su catálogo de servicios en los últimos años, servicios que si los conocéis pueden mejorar mucho vuestra experiencia; y otros son consejos en base a la experiencia que nunca está de más escuchar por si alguno no se te había ocurrido.

No nos referimos a cosas tan evidentes como llevar comida o agua, sino a aspectos que son tan importantes como estos pero no tan obvios. Vamos a ello: 

Baby Switch

Cada vez son más los parques temáticos que en sus atracciones para adultos más populares ofrecen este servicio para familias que viajen con bebés a su cargo. Para no tener que hacer la cola de nuevo, gracias a este servicio, un adulto puede montar primero mientras el otro cuida al bebé y después se pueden turnar sin esperar la cola. 

App

Los parques temáticos tienen aplicaciones actualizadas con planos, horarios, lista de servicios y espectáculos, entre otros detalles, incluidos. No hay necesidad de plantarse en el parque sin tener ni idea de por dónde o a dónde ir. Bajaros la app y preparad la visita un poco; por lo menos, familiarizaros con el peque y los servicios que necesitaréis. Algunas apps hasta te permiten pedir comida en los restaurantes del parque.

Crema solar, gorra y chubasquero

Podríamos añadir a la lista una muda completa, el menos de ropa interior y calcetines, para los peques, pero seguramente en esto ya habréis caído. En cambio, a menudo se nos olvida protegerles la piel (y a nosotros mismos) durante una visita a un parque temático, donde podemos pasar más horas al sol que en la playa. El chubasquero, si hay atracciones de agua o es una época del año compatible con las lluvias, nunca sobra en la mochila

Consejos prácticos

Uno de los más útiles que podemos daros en base a la experiencia es que al planificar la visita tengáis en cuenta la altura de los peques de la casa. En la web y app viene esta información por atracción. Es importante porque os ahorráis colas innecesarias y disgustos cuando se enteren en la puerta de que no pueden montarse. Otro consejo práctico es que os fijéis en las pantallas donde avisa de la cola que hay en cada atracción: si vais con niños, optimizad al máximo el tiempo, aunque esto implique renunciar a alguna atracción “gorda”. Y, por último, no os olvidéis de llevar la sillita de paseo o algún otro medio de transporte si vais con niños pequeños: ante la duda de si aguantarán todo el día lo mejor es asegurar y llevar algo donde puedan tomarse un respiro. 

Hotel cercano

O bien comunicado. Este consejo es más importante de lo que parece porque saldrán rotos del parque y no es lo mismo tener que viajar una hora en coche que 5 minutos en coche o autobús o 10-15 minutos caminando. Os facilitará muchísimo la vida y los peques lo agradecerán, así que merece la pena el esfuerzo económico extra que supone dormir en hoteles cercanos a los parques normalmente. 

También te puede interesar:
Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo