El cambio

Cuándo puede mi hijo pasar del patinete de dos ruedas a tres ruedas

No tiene por qué ser usos excluyentes, sino que a partir de determinada edad y dominio del patinete los peques pueden utilizar ambos indistintamente.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

A partir de los dos añitos ya es posible que los peques comiencen a montar en patinete de tres ruedas, dos de ellas delante porque aportan mayor estabilidad que si las llevan en el eje trasero. En poco tiempo si les gusta y practican a menudo volarán con estos divertidos medios de transporte que para ellos son también un juguete muy divertido. Y entonces, cuando eso ocurra, brotará la duda en la mente de mamá y papá: ¿cuándo pueden pasar a los de dos ruedas, como los patinetes de adulto?

Los dos tipos de patinetes funcionan de manera similar: hay que impulsarlos para que cojan velocidad, pero el cambio es importante en lo que respecta a la estabilidad porque los de dos ruedas se sujetan por sí solos, sin necesidad de equilibrarnos a través de la posición del cuerpo y al destreza con el manillar, como ocurre con los dos de dos piezas. 

El equipo de la tienda especializada Kids on Wheels explica muy bien las diferencias entre ambos: “Los patinetes con dos ruedas delanteras y sólo una detrás son muchísimo más estables y fáciles de manejar, sobre todo cuando aún son peques. El pie que va en la plataforma debe colocarse en la parte delantera, cerca del eje de dos ruedas y eso hace que la conducción sea más estable, además de que tengan más control de giro”, explican. El patinete de dos ruedas básicos -que no sean de freestyle o de salto-, en cambio, “gira con el manillar, por lo que son sobre todo un método de transporte ideal”, apuntan desde Kids on Wheels. “Vamos de un sitio a otro más rápido incluso que con los de 3 ruedas, pero lo que tienen es menos juego corporal”, concluyen.

El momento idóneo

Si el niño o niña en cuestión es activo y monta sin problema en los de tres ruedas, alrededor de los cinco años estará capacitado para empezar a practicar en un patinete de dos ruedas. “A partir de los 5 años, los peques pueden usar patinetes de dos ruedas, aunque se recomienda que hasta los 8 años estas sean anchas y faciliten un mayor agarre. No se recomienda que sean ruedas pequeñas ni muy estrechas si es un niño o niña que no ha usado patinetes antes, o si aún no han cumplido 8 años”, aconsejan desde la tienda especializada en artículos infantiles Eureka Kids, que hace hincapié en la importancia de la pericia y la experiencia con los patinetes de los niños y niñas para saber si están preparados para usar los de dos ruedas.  

Una pista muy válida para saber si está preparado es si monta en bici sin la ayuda de ruedines porque esto significa que tiene muy desarrollado el sentido del equilibrio.

Son compatibles no excluyentes

El planteamiento de la mayoría de padres al respecto del cambio de un patinete a otro es equivocado. Al menos así lo creen desde Kids on Wheels, que saben muy bien de lo que hablan: “Son sensaciones y ‘conducciones ’ diferentes, los patinetes de ruedas con 2 delante se parecen más a un skate y nuestros hijos o hijas aprenderán y evolucionaran su psicomotricidad con ambos”, afirman, apostando por la compatibilidad de ambos tipos de patinetes.

Es decir, no tiene por qué ser evolutivo el proceso ni excluyente, sino que a partir de los cinco años aproximadamente, ambos pueden ser utilizados por los peques indistintamente, a su gusto. 

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo