Cuidado infantil en el domicilio

Cuidado de los niños en casa: ¿qué opciones tenemos?

Una decisión muy importante que deben tomar los padres es sobre a quién le dejan el cuidado de sus hijos cuando no pueden encargarse de ello. Si ya se ha considerado que lo mejor es que se haga desde casa, debes saber que hay varias opciones, descúbrelas aquí.

cuidadora
Fuente: iStock

Cuando surge la necesidad de dejar el cuidado de los niños en otras personas, no es una decisión que se tome o se deba tomar a la ligera. Por eso, conocer las posibilidades que existen puede ser lo mejor para decantarnos por una u otra.

Existen a grandes rasgos tres alternativas de cuidado infantil: las guarderías, los cuidadores y las familias de cuidado o “madres de día” que ofrecen el servicio en su propia casa. Si tenemos claro que lo que queremos es que los peques sean cuidados en nuestro domicilio... ¿Tenemos varias opciones para ello? Si quieres descubrirlas y conocer los beneficios que tiene que los niños se queden en casa, te lo contamos aquí.

Beneficios del cuidado infantil en casa

Muchas familias optan por contratar a una persona que acuda a su residencia porque les ofrece varias ventajas:

  • Puede ser la opción más económica, por ejemplo, en el caso de tener varios hijos.
  • Da al niño más seguridad. Si es muy pequeño, será beneficioso porque no tendrá que desplazarse y estará en un ambiente familiar, por lo que se sentirá más protegido.
  • Habrá flexibilidad con los horarios. A veces los horarios de los centros infantiles no son compatibles con los de los padres y esto dificulta la conciliación familiar.
  • El niño recibe una atención más personalizada.

¿Qué opciones tenemos?

Canguro por horas

Esta posibilidad es para ocasiones puntuales en las que surge algún imprevisto o ambos padres van a salir fuera y necesitan que alguien cuide de los pequeños. Por eso suele contratarse a un canguro para una tarde, una noche o un fin de semana.

Normalmente es la mejor opción también para los padres que requieren que una persona recoja a los niños del colegio y los lleve a casa o a alguna actividad extraescolar. No se necesita una titulación concreta para ello y normalmente muchos estudiantes universitarios se ofrecen a ello.

Canguro en casa a jornada parcial o completa

En este caso, el encargado del cuidado de los niños realiza su trabajo a jornada parcial o completa y lo hace en el propio domicilio familiar, por lo que la conocida ansiedad por separación que pudiera aparecer, se reduce.

Se trata de acordar con el canguro una serie de tareas que debe cumplir en la jornada establecida. Entre ellas, preparar la comida, cambiar los pañales, vestir al niño, ayudarle en sus tareas escolares o también realizar quehaceres del hogar, si es que se ha acordado previamente.

También cabe destacar que existe la opción de canguro compartido y que permite contratar a una persona para cuidar a varios hijos. Aunque lógicamente el sueldo a convenir sea superior por el aumento de carga, seguirá siendo en muchas ocasiones más barato que llevar a varios niños a una guardería, pero no debemos olvidar que en una guardería los niños aprenden, se desarrollan y se relacionan.

Muchos padres también apuestan por una alternativa de lo más completa y es el canguro bilingüe o nativo. Se encargan de las mismas tareas de cuidado, pero también ofrecen la posibilidad de enseñar al peque un segundo idioma.

Au pair

Au pair es un concepto francés que tiene el significado de “a la par”. Se trata de una persona que, por un pequeño sueldo al mes, se compromete a llevar a cabo las tareas domésticas y a cuidar de los niños. En lo que se diferencia del canguro en casa es que pernoctará en vuestro domicilio, es decir, la familia ofrece alojamiento y comidas diarias. Normalmente se ofrecen a ello estudiantes que proceden de otros países, por lo que seréis como su familia de acogida.

 

También te puede interesar:
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo