Vacaciones

De camping con los niños

Dormir en plena naturaleza, estar todo el día al aire libre... Pasar unos días en un camping es una gran aventura para los niños. Si, además, ayudan a sus padres a en tareas como montar la tienda o cocinar, la experiencia será inolvidable.

Vacaciones en familia: ¿cuál es tu destino ideal?

Los campings han evolucionado mucho en los últimos años. Los hay de todo tipo, desde los más básicos, hasta los que no solo tienen supermercado y bar, sino también instalaciones deportivas, actividades organizadas, piscina, acceso directo a playas, granja... Un plan perfecto para ir de vacaciones con los niños.

 

No olvides

■ Si viajas con un bebé, no está de más llevar un mosquitero para protegerle de los insectos. También habrá que procurar elegir dentro del camping un lugar lejos del río o de la piscina, si los hubiera, para evitar la humedad.

■ Conviene escoger una parcela cerca del baño para que las visitas por la noche no sean muy pesadas.

■ Si vais a dormir en una tienda de campaña, asegúrate antes de que sabes montarla (haz un prueba en casa). Al guardarla (ya de regreso), comprueba que está totalmente seca.

■ No olvides las esterillas. Si el suelo no es muy liso, quizá convenga hacerse con unas más gruesas o, incluso, con un colchón hinchable (si hay sitio para colocarlo, claro). Así, además, se aísla mejor de la humedad

■ Si vais en caravana o coche-caravana alquilado, también conviene comprobar antes de salir que todo funciona correctamente: cocina, baño, etc.

■ Lleva unas linternas. Aunque los campings tienen luz por la noche, hay zonas más oscuras y a los niños les gustará hacer excursiones nocturnas por las instalaciones.

 

Alternativas a la tienda de campaña

Los bebés menores de ocho o nueve meses suelen estar mejor en una roulotte que en una tienda de campaña porque, en principio, es más fácil mantener la higiene diaria.

Las caravanas también son una opción mejor si alguno de los niños es un poco miedoso. Por la noche, en plena naturaleza, se escuchan muchos ruidos y la roulotte, donde toda la familia duerme junta, le parecerá más segura. Pero si tus hijos son unos aventureros, lo que más les gustará es dormir en una tienda de campaña, sobre todo si lo hacen solos.

 

El botiquín

Aunque los campings suelen estar cerca de pueblos donde encontraréis farmacias, nunca está de más llevar un pequeño botiquín para hacer frente a posibles picaduras, heridas y golpes.

Te proponemos llevar: protector solar, repelente de insectos, agua oxigenada y algodón, gasas estériles, antipiréticos y analgésicos infantiles, solución oral hidratante (con el calor y el sol aumentan los casos de diarreas e insolaciones), termómetro, tiritas y antiséptico jabonoso.

 

 

 

Etiquetas: familia, planes con niños, tiempo libre, vacaciones

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS