Viajar en familia

De vacaciones familiares por Alcúdia, uno de los pueblos más bonitos de Mallorca

3 minutos

Si hay un destino idóneo para las vacaciones familiares, ese es Mallorca. La isla balear más deseada brinda todos los alicientes para una escapada fabulosa todo el año: clima mediterráneo, playas preciosas, una amplia oferta hotelera con servicios para niños y adultos, con un sinfín de posibilidades de entretenimiento: deporte, parques acuáticos, aventura...

playa paradisíaca S'Illot

En la parte septentrional de Mallorca se encuentra un enclave único, entre la bahía de la zona arqueológica de la Ciudad Romana de Pollentia, una de las joyas arqueológicas de las Islas Baleares y las preciosas playas paradisíacas de Alcúdia, uno de los pueblos más bonitos de isla balear. Sus pictóricos paisajes, asombrosa cultura y tradición harán volar vuestra imaginación. Alcúdia, con sus siete kilómetros de costa orientadas hacia la bahía de Pollensa, que conserva importantes estructuras como el teatro, el foro, La Portella, se convierte en una visita muy atractiva con niños. Un recorrido por las murallas medievales, el museo monográfico y por su encantador centro histórico, ¡atraparán su atención!
Disponéis de una App Alcudia Tour en Google Play o App Store como guía de viaje perfecto.

Muy cerca a pocos kilómetros del cenntro encontraréis dos playas magníficas para adentraros en las famosas calas mallorquinas, de fácil acceso para ir con niños pequeños: las playas de Sant Joan y Sant Pere orientadas hacia la bahía de Pollença. Las dos tienen vigilancia y una de ellas tiene servicio de hamacas y un chiringuito. A menos de diez minutos en coche se encuentra una playa paradisíaca S'Illot, con un pequeño islote en medio donde los niños jugarán a alcanzarlo.

 

parque acuatico

Una buena opción para recorrer Alcúdia es montarse a bordo del tren o bus turísticos. Supone una fórmula que ofrece comodidad a padres y diversión a los hijos, desde un ángulo diferente. El hecho de poder subir y bajar en cualquiera de las paradas tantas veces como se quiera, facilita la organización de las necesidades de los más pequeños. Una parada gastronómica para degustar el típico pa amb oli con quesos y embutidos locales y el tumbet de verduras, de pescado o de carne. ¡Un auténtico manjar!

ruta en barco

Así podemos continuar con fuerzas con los planes a remojo en el parque acuático de Hydropark o las excursiones en barcos de Seatrips desde el Paseo Marítimo, antiguo muelle de pescadores. No os podéis privar de esta experiencia única a bordo de un catamarán que os llevará hasta la idílica playa de Formentor o si buscáis un recorrido más corto podéis decantaros por la travesía de dos horas hasta la playa Coll Baix. Los pequeños disfrutarán del viaje y podrán ver los fondos marinos desde el suelo acristalado del barco. Durante el recorrido podréis admirar sorprendentes formaciones rocosas propias del litoral y bañaros en las transparentes aguas de esta paradisíaca playa.

Un sinfín de lugares por descubrir

museo

La naturaleza sigue reinando en este rincón de Mallorca. El municipio ofrece tres espacios naturales como la montaña de La Victòria, la zona húmeda de S’Albufereta o las cuevas de Puig de Sant Martí para un paseo con fabulosas panorámicas. Montar a caballo en el rancho Ses Roques fascinará a los más pequeños.

Como broche final, un toque cultural en Museo Sa Bassa Blanca, ubicada en un antiguo aljibe maravilloso en plena naturaleza.

Desde Alcúdia podéis realizar excursiones más largas de un día completo como conocer Menorca, visitar el Puerto de Soller, la catedral de Palma o pasear por Artá-Capdepera.

Cuatro estaciones y 365 matices para sentirse como en casa con la comodidad y las ventajas de una atención personalizada es una realidad en Alcúdia.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS