Niños en la playa

Día de playa con niños: 21 consejos para que vaya bien

Los días de playa con niños tienen dos extremos: o van muy bien, o van muy mal. Aquí 21 consejos para disfrutarlo todo lo posible.

Playa y niños es una combinación de palabras explosiva. La cosa puede salir o muy bien, o muy mal. Y es esa segunda opción la que temen muchos padres. Tanto que, en ocasiones, incluso se lo llegan a pensar mejor y deciden no bajar por si las moscas.

Consejos para ir a la playa con niños y no fracasar en el intento
Fuente: iStock

Pero, sabemos que ir a la playa con los niños puede ser una experiencia fantástica como familia. Por no hablar de ellos, que lo pasarán en grande jugando con la arena, con las olas y con el agua salada. Lo único que hay que tener en cuenta son unas cuantas consideraciones básicas para evitar fracasar de alguna u otra manera. Y te prometemos que no es muy difícil conseguir que salga bien.

Si has resistido a las rabietas por no querer poner la protección solar, por tener que salir del agua o por no quererse ir de la playa; si has sido partícipe de algún que otro percance con los pañales de agua y has temido por la vida de tu hijo en algún momento estando en la playa, aquí algunos consejos para que sobrevivas de la mejor forma.

Consejos y trucos para un día de playa con niños

Además de consejos que pueden venir de perlas a la hora de preparar todo lo necesario, hemos reunido algún que otro truco poco conocido que hará la estancia en la playa más llevadera. Sobre todo, si hay niños pequeños a los que hay que prestar atención. Allá van:

  1. Usa polvo de talco para retirar el exceso de arena
  2. Procura sentarte cerca del socorrista: no es solo por motivos de seguridad (ya sabemos que, con niños y agua de por medio, toda vigilancia es poca); si no porque su caseta es un buen punto de referencia en caso de que puedan despistarse
  3. Aplica bien el protector solar y, sobre todo, renueva cada dos horas (como mucho) su aplicación, ya que los niños están entrando y saliendo del agua continuamente. Un truco para no olvidarte es configurar en el móvil alarmas que salten cada dos horas
  4. Elige bien el horario para evitar quemaduras: lo más recomendable es llegar temprano (ir desde primera hora hasta el almuerzo) o tarde: desde la merienda en adelante. Lo importante es evitar las horas centrales del día
  5. No hace falta que cargues media casa de cosas: con llevar en un bolso un bañador de repuesto para el peque, algún que otro juguete con el que poder entretenerse (rastrillos, cubos para la arena, moldes,…), su método de seguridad (manguitos o chalecos salvavidas), protección solar y, sobre todo, mucha hidratación, será suficiente
  6. No te olvides el bañador seco: sobre todo, si estáis lejos de donde os estéis quedando, ya que ir con el bañador mojado es bastante incómodo para ellos y puede generar hongos
  7. Lleva la merienda preparada: en lugar de separar la merienda y hacer los sándwiches en mitad de la arena, intenta llevar preparada algún tipo de comida fresquita y sencilla desde casa
  8. Empácala de manera individual: así evitarás que los bocadillos se llenen de arena cada vez que quieras coger uno
  9. Lleva el doble de comida de la que creas que vas a necesitar porque cuando los niños están muy activos, suelen tener más hambre
  10. Truco para poner la crema solar: a sabiendas de que son muy complicados cuando de crema solar se trata, lleva una brocha de maquillaje vieja con la que poder extenderles la crema por todo el rostro. ¡Lo tomarán como un juego!
  11. ¿Qué tal si llevas el agua congelada? Si no tienes una nevera y quieres asegurarte de que el agua esté fresquita durante toda la jornada, lleva dos botellas: una con agua a temperatura ambiente y otra con agua congelada. Cuando quieran beber, mezcla un poco del agua más caliente en la botella de agua congelada y estará siempre bien fresquita
  12. Construye un oasis: sin niños puede que con una sombrilla baste, pero ahora que los tienes lo mejor es algún que otro accesorio más que os dé más sombra
  13. Deja botellas de agua congelada en el coche para la vuelta a casa
  14. No lleves sillas o carritosde bebé a la playa: solo estorban y se anda muy mal por la arena con ellos. En su lugar puedes optar por un portabebés
  15. Si están aprendiendo a controlar sus esfínteres, lleva un orinal portátil y un pañal para nadar
  16. Si llevas niños muy pequeños o bebés, puedes optar por una piscina hinchable que poder colocar en la sombra de la sombrilla
  17. Lleva un mini botiquín de primeros auxilios con alguna tirita, toallitas de alcohol o gel desinfectante y algún preparado para las picaduras, por si acaso
  18. Un cuento infantil para cuando estén leyendo o descansando también vendrá bien
  19. Elige toallas que pesen poco porque tendrás que llevar bastante más equipaje y pesará mucho
  20. No te olvides de unas gafas de sol y una gorra o sombrero para proteger los ojos y la cabecita de los niños del calor
  21. No descuides a los niños ni dejen que jueguen solos en la orilla: recuerda que solo hacen falta tres centímetros de agua para que haya un accidente
También te puede interesar:
Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo