Prevenir accidentes infantiles

¡Evitemos los sustos! Consejos para usar la chimenea con niños

2 minutos

Si encendemos la chimenea, y hay niños en casa, hay que cumplir unas medidas de seguridad con el fuego para prevenir accidentes y quemaduras.

chimenea

En invierno es muy agradable reunir a la familia en torno a la chimenea. A todos los niños les encanta observar el fuego y precisamente, por eso, no hay que perderles de vista ni un momento.

Según la Academia Americana de Pediatría todos los tipos de chimeneas son un peligro potencial para los niños pequeño, por lo que deben estar siempre vigilados cuando estén cerca del fuego con madera y también en las chimeneas con gas o eléctricas.

 

Consejos para prevenir accidentes con el fuego

La Academia Americana de Pediatría ha dado estos consejos para prevenir accidentes y heridas relacionados con las chimeneas:

  1. Abrir un poco una ventana cuando el fuego esté ardiendo para asegurarse de que haya una ventilación adecuada.
  2. Asegurarse de que la compuerta de ventilación o el conducto de humo esté abierto antes de encender el fuego. Mantenerlo abierto hasta que el fuego se haya apagado completamente para hacer que el humo salga fuera de la casa.
  3. No quemar nunca madera húmeda o verde. Asegurarse de que la madera para quemar esté seca y que haya envejecido bien para reducir la cantidad de humo y evitar la acumulación de hollín.
  4. Quemar trozos pequeños de madera en la chimenea.
  5. Retirar las cenizas de los fuegos anteriores. Una capa gruesa de ceniza debajo de las piezas que se estén quemando puede restringir el flujo del aire, produciendo más humo.
  6. Hacer que un profesional revise la chimenea por si hay nidos de pájaros u otro tipo de obstrucciones cada año aunque no sea necesario limpiarla.
  7. No poner muebles inflamables, cortinas, libros ni papeles cerca de la chimenea.
  8. Nunca dejar un fuego sin supervisión. No hay que irse a la cama hasta que el fuego esté completamente apagado.
  9. No dejar nunca a un niño pequeño cerca de una chimenea que todavía esté caliente.
  10. Colocar una pantalla de seguridad delante de la chimenea para evitar quemaduras por tocar un cristal caliente.
  11. Asegurarse de que todas las herramientas y accesorios para las chimeneas, especialmente los mecheros y las cerillas, se almacenan en lugares a los que los niños no puedan acceder.
  12. Instalar detectores de humo y de monóxido de carbono. Probarlos cada mes y cambiar las pilas al menos una vez al año.
  13. Tener un extintor cerca.

 

 

Etiquetas: accidentes infantiles, invierno, niños, primeros auxilios, seguridad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS