Comunicación de la familia

Falta de comunicación familiar: causas y consejos

La comunicación entre padres e hijos es un factor clave a la hora de establecer vínculos, de fortalecer el núcleo familiar y, por supuesto, de lograr una buena educación en los niños. El problema llega cuando no existe esa comunicación. Analizamos las causas de esto y algunos consejos para solventarlo.

comunicación familiar
Fuente: iStock

A veces, con el objetivo de intentar dar la mejor educación a los niños, los padres ponen toda su atención en muchos aspectos y dejan de lado uno que es de lo más importante: la comunicación familiar.

Comunicarse en familia es un punto fundamental a la hora de educar a los pequeños y lograr transmitirles valores. Es por eso que cuando hay una mala comunicación o ausencia de la misma puede llegar a suponer un problema porque al final es dentro del núcleo familiar donde los menores van a aprender a enfrentarse a las dificultades, así como a respetar y a aceptar otros puntos de vista.

Sin embargo, la realidad es que actualmente esta falta de diálogo es cada vez más preocupante y esto puede ser debido a varios motivos. Analizamos las causas y damos algunos consejos para mejorar la comunicación en casa.

La ausencia de diálogo entre padres e hijos se relaciona los malentendidos que pueden darse dentro de las familias. Y es que, los problemas de comunicación pueden deberse a varios factores como los siguientes:

  • La inexistencia de tiempo. Es una de las causas principales porque actualmente es indiscutible no pensar que el ritmo de vida es bastante acelerado. Por desgracia esto origina que muchas veces no se dedique tiempo a hablar de cosas tan simples como lo que se ha hecho durante el o el interés mutuo de los problemas.
  • La falta de paciencia. Si no existe paciencia, esta puede ser una de las grandes causas. Por ejemplo, si un padre es poco tolerante y se irrita de manera sencilla, en vez de resolver una situación hablando puede ser que lo que se haga por ambas partes es evitar afrontar el problema e ignorar al otro por completo.
  • La autoridad. Actuar como un padre demasiado autoritario y no dejar al niño expresar sus pensamientos y emociones es algo perjudicial. No obstante, hay que considerar que dejarlo demasiado a su libre albedrío tomando sus decisiones también puede serlo. Se trata de encontrar un equilibrio en busca de una comunicación positiva.
  • La indisciplina. Suele ser común con hijos en etapa adolescente y el origen de discusiones, insultos y, en definitiva, falta de comunicación.

Consejos para mejorar la comunicación

familia en casa
Fuente: iStock
  • Estar disponible. Buscar un momento en todo el día para hablar con calma es uno de los mejores hábitos que se pueden tomar. Aunque supongan solo 10 minutos, hablando, sin televisión ni otras distracciones pueden resultar muy valiosos para los niños.
  • Ser una persona que sabe escuchar. Se trata de escuchar sin interrumpir lo que dice, el niño se sentirá valorado.
  • No juzgar. Cuando se critica continuamente, o se sancionan las conductas de manera continua, se empiezan a generar barreras entre los padres y los hijos.
  • Dar importancia a sus problemas y demostrar empatía. No dar importancia a ciertos problemas que para el niño sí son relevantes en ese momento, puede llevar a que el niño decida no hablar de lo que le preocupa.
  • No imponer. Antes que decirle al pequeño lo que debe hacer, lo mejor es darle las herramientas necesarias para que por sí solo aprenda a resolver sus dificultades.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo