Culturas

Felicidad, salud y fortaleza, valores que transmiten el Día del Niño en Japón

4 minutos

La celebración del Día de la niña y del niño en la cultura japonesa se realizan en fechas muy especiales. Con estas fiestas transmiten y expresan sus deseos de felicidad, salud y fortaleza para sus hijos.

Así celebran el Día del Niño en Japón

Cada 5 de mayo se celebra el “kodomo no hi”, que significa literalmente el Día de los niños en Japón, en el que infinidad de koinoboris ondearán al viento en el exterior de las casas japonesas. Aunque esta festividad inicialmente era para niños y niñas, con el paso del tiempo ha acabado identificándose más con los niños varones. Las niñas también se unen a esta celebración, pero tienen un día más específico y que corresponde al 3 de marzo. Son celebraciones impregnadas de una simbología muy importante para los japoneses, en la que intentan transmitir y expresar sus deseos de felicidad, salud y fortaleza para sus hijos.

Desde el año 1948, el gobierno japonés declaró el día 5 de mayo día nacional, y desde entonces se ha convertido en el día más significativo y más importante para celebrar la felicidad y personalidad de los niños. Los koinoboris se encuentran en las casas y otros lugares como barcas, parques, restaurantes, etc. Es decir, todas las ciudades y lugares de Japón se vuelcan en este homenaje a los niños.

Durante el día 5 de mayo, e incluso unos días antes, se preparan los koinoboris o cometas japonesas colgándose con un mástil o unas cuerdas. Son banderolas que tienen forma de pez carpa (“koi” significa pez carpa”) y la elección de este pez no se ha realizado al azar, sino que para los japoneses la carpa simboliza la salud, la fuerza y la destreza. La historia se basa en una antigua leyenda, en la que existía una puerta mágica situada en lo alto de un río. El pez que fuera capaz de subir el río y nadar a contra corriente se transformaría en un poderoso dragón.

Por lo tanto, los japoneses admiran esta fuerza y valentía que tiene la carpa para subir los ríos contra la corriente. Al colgar estas cometas japonesas, el efecto de la cometa con el viento recuerda el movimiento de la carpa en el agua.

Esta tradición es muy antigua e inicialmente el color del “koi” (pez carpa) era negro, y el más grande representaba el padre. Con el paso del tiempo, se fueron incorporando nuevos colores según el vínculo dentro de la familia: el color rojo pasó a representar a la madre, y los colores verde y azul hacen referencia a los hijos. Cada vez que nace un nuevo hijo en la familia, se añade una nueva cometa. El orden de colocación de los koinobori suele ir por orden. Se coloca un koinobori por cada miembro de la familia: primero el del padre, luego el de la madre y siguen las cometas que hacen referencia a los niños.

En esta fecha tan especial, también se suelen colocar en las casas unos determinados muñecos con vestimenta militar samurai o luciendo el “kabuto”, típico casco japonés.

Además de la colocación de los koinobori, la gastronomía japonesa también está vinculada con esta celebración. Por ejemplo, durante el día del niño se comen unos pasteles típicos que consisten en unos pasteles de arroz envueltos con hojas de bambú, o bien otra tipología de pastelitos de arroz rellenos con pasta de judías en su interior y envueltos con hojas de roble. Existe una simbología específica con la elección del bambú y del roble para celebrar este día: la felicidad, el éxito en la vida y la fortaleza.

E general, la celebración de este día es muy importante para toda la familia, no solo para los niños e incluso las niñas, que disfrutan enormemente jugando con los niños, sino también para los padres, que intentan transmitir a sus hijos unos determinados valores de fortaleza y determinación frente a las adversidades que pueden tener sus hijos a lo largo de su vida.

El Día de las Niñas

El día de las niñas recibe el nombre de “hina matsuri” o “festival de las muñecas”, en el que se exponen distintas muñecas vestidas con kimono. Antiguamente se decía que estas muñecas podían contener malos espíritus, de forma que si los dueños se deshacían de ellas, estos quedarían libres de cualquier tipo de mala suerte o maldición. Solo se muestran estas muñecas durante el día de la niña, pasado el día, las muñecas se guardan. Normalmente son los abuelos quienes regalan las primeras muñecas a las niñas (el número de muñecas suele llegar hasta 15 y se distribuyen en una plataforma con 7 escalones). También pueden pasarse estas muñecas de madres a hijas, decorándolas con distintos y nuevos elementos cada año.

Como podéis observar, la celebración de estas tradiciones japonesas son muy especiales y es una forma muy bonita de transmitir unos valores de padres a hijos. ¿Conocíais estas tradiciones japonesas y su significado?

Mónica Maurici escribe sobre moda asiática en Fashionable Asia.

Foto: Pekachu

Etiquetas: niño

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS