Dudas habituales

Guía para que tu hijo curse un año en el extranjero: preguntas frecuentes

Desde que la princesa Leonor decidiera marcharse a Gales, la demanda por estudiar en el extranjero ha aumentado. Mira algunos consejos si quieres que tu hijo viva esta experiencia.

niño
Fuente: iStock

Seguramente no será sorpresa para nadie saber que la manera más eficaz de aprender un idioma es haciendo una inmersión lingüística en el extranjero. Una forma de aprendizaje que, si bien ya tenía sus seguidores, ahora se ha visto más demandada debido al “efecto Leonor” desde que la Princesa decidiera marcharse a Gales a estudiar. ¿Planeas que tu hijo pase un año fuera? Veamos una guía con las preguntas más frecuentes.

Estudiar un año en el extranjero es una de las mejores maneras de aprender un nuevo idioma. Una modalidad que ha visto crecer su interés desde que la princesa Leonor decidiera irse a Gales a estudiar sus cursos de bachillerato. De hecho, ha vivido un incremento de hasta un 20 %, según cifras de ASTEX, líder en España en cursos de inmersión lingüística en el extranjero.

Y es que, se trata de una alternativa que no solo marca una gran diferencia en el futuro profesional de un niño, sino también en su madurez, su autoestima y su enriquecimiento personal. Los especialistas aconsejan iniciar los trámites por lo menos con unos 6 y 9 meses de antelación, por eso, si estás pensando en que tu hijo viva esta experiencia, toma nota de los siguientes puntos.

¿Cuál es la mejor edad para irse?

Sin duda es una de las preguntas más habituales, y si bien muchas familias consideran que el mejor momento es 6º de primaria, los expertos hablan más bien de la etapa entre los 11 y los 15 años. Lo más adecuado es analizar el perfil de cada niño, sus preferencias, sus necesidades y su madurez, así como su nivel de inglés y la situación de su familia.

¿Dónde es mejor vivir la experiencia?

Esto depende en suma de las necesidades de los niños y de los padres. Por ejemplo, alojarse con una familia, lógicamente ofrece una experiencia inmersiva total y es una opción más económica. Aunque es cierto que también requiere de un proceso de adaptación más largo porque puede suponer un choque cultural.

Por otro lado, existe la opción de los internados que, a pesar de que a veces tengamos una connotación negativa de los mismos, es todo lo contrario, así lo afirma ASTEX, también experto en estos centros. En ellos se recibe una educación del más alto nivel y se garantiza el desarrollo de habilidades sociales y de valores como el respeto y la responsabilidad, entre otros.

¿Cómo saber cuál es colegio más adecuado?

Es una realidad: no existe un centro perfecto para tu pequeño, el más adecuado será aquel que se adapte más al perfil del niño, tanto en lo académico, como en lo personal. Por eso también es importante consultar a especialistas que tengan conocimiento y experiencia previa en la materia para asesorarse de la mejor manera.

¿Cuál sería el precio aproximado?

Esta es otra de las cuestiones que más aparecen, y es normal, pues el presupuesto también es un factor que influye a la hora de tomar decisiones.

Para hacer una estimación, las opciones más asequibles son la estancia en una familia y un colegio público en Estados Unidos o Irlanda, donde hay programas desde los 15.000 €. No obstante, también hay países, como Reino Unido o Suiza, en los que la cifra puede alcanzar desde los 30.000 hasta los 60.000 al año.

Una alternativa que también existe es cursar por trimestres, una opción más accesible.

¿Qué trámites son necesarios?

Se requieren unos trámites específicos, tales como la elaboración de un expediente completo con calificaciones de los últimos años y recomendaciones académicas, además de una entrevista y una prueba de nivel de inglés. Después, una vez los colegios han revisado la documentación suelen realizar algunos exámenes extra como entrevistas o pruebas de algunas asignaturas.

Es por todo ello que los expertos recomiendan iniciar todas estas gestiones con meses de antelación, de hecho, algunos colegios exclusivos requieren iniciar los trámites un año y medio antes.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo