Manualidades

Ideas fáciles para decorar huevos de Pascua

Si deseas aprender a decorar huevos de Pascua con tus hijos a lo largo de esta semana, no te pierdas estas ideas únicas y divertidas.

Decorar huevos de Pascua es una nueva tradición que ha ido adquiriendo auge en nuestro país en los últimos años. ¿Por qué gusta tanto? El resultado es muy bonito y, en algunos casos, espectacular. Pero lo mejor de todo es el proceso. Nunca debemos olvidar que, en cualquier proyecto artístico, lo que debemos enseñar a valorar a nuestros hijos e hijas, es el proceso y no el resultado. Y en las técnicas de decoración de huevos, podrás ver que el proceso es realmente muy divertido y llamativo.

Ideas fáciles para decorar huevos de Pascua
Foto: Istock

Existen muchas técnicas para decorar huevos de Pascua, a cuál más divertida y hasta científica. Por eso he preparado un recopilatorio de ideas para que en estas vacaciones decoréis juntos huevos de Pascua. Es una actividad muy entretenida para los niños y una forma de compartir tiempo juntos creando.

No es necesario realizar grandes preparativos y a los peques les va a encantar, incluso para aquellos a los que no les gusten mucho las manualidades no podrán resistirse a probar a decorar, pintar y diseñar sus propios huevos de Pascua.

¿Cómo decorar huevos de Pascua?

Te recomiendo que uses huevos blancos para que los colores quedan más vistosos, sobre los marrones tienden a cambiar las tonalidades. Para todas estas técnicas usa huevos hervidos y aprovecha las hueveras como soportes para apoyar los huevos mientras los decoráis y, también, para dejarlos secar. Incluso, porqué no, a modo de decoración.

Remolinos

Usando témperas y pinceles anchos, haced remolinos de pintura en vuestros huevos. Seguro que quedan muy coloridos. Es una técnica libre, en la que no hay que seguir ningún proceso o instrucción. Por eso es la más adecuada para iniciarse en pintar huevos de Pascua y, en especial, para los más chiquitines de la casa. Van a disfrutar mucho mientras los pintan.

Acuarelables

Si tienes lápices acuarelables los colores quedarán más vivos, en caso contrario usa lápices de colores normales, si tienen una base de aceite mucho mejor. Solo hay que ir mojando los lápices en un poco de agua y deslizarlos sobre la cáscara. Al secarse quedarán unos tonos muy bonitos, como con un efecto tiza.  

Brillantes

Llena pequeños recipientes o cuencos con purpurina y lentejuelas. En otro añade un poco de cola. Tendréis que frotar los huevos con cola con ayuda de un pincel, para luego pasarlos por la purpurina y las lentejuelas. Acordaos de sacudir el exceso y dejarlo secar bien. Si tu peque es un aficionado o aficionada a la purpurina no dudes en probarlo.

Con rotuladores

Prueba a pintar directamente sobre los huevos con rotuladores. Podéis hacerles caritas de conejitos o de pollitos. Añadidles, con pegamento, orejitas con cartulina o con limpiapipas. Una manera muy original de crear animalitos. Seguro que os inspira y se ocurren otros animales que crear con vuestros huevos.

Con pegatinas

Otra técnica de lo más sencilla de hacer. Busca pegatinas de fieltro o de goma eva, por ejemplo, podéis usar las clásicas de letras o números. Estos vienen muy bien si os animáis a hacer una búsqueda de huevos, convirtiéndose en pistas para seguir buscando. ¿Qué te parece la idea?

Consejos útiles para decorar huevos de Pascua
Foto: Istock

Con botones

Saca el bote de los botones y un buen pegamento para cubrir vuestros huevos de Pascua con unos coloridos botones. Sin duda quedarán más que llamativos y servirán para adornar vuestra casa en estos días de Pascua. Anímate y crea un centro de mesa con vuestra manualidad.

Con washi tape

Vuestros huevos de Pascua lucirán un “look” de lo más original usando tiras de washi tape, que además son muy fáciles de rasgar y tienen una amplia variedad de colores y motivos.

Teñido con papel de seda

Recubre los huevos con diferentes capas de papel de seda de colores, con la ayuda de un pincel y un poco de agua. Así van quedándose adheridos sobre la cáscara. Una vez bien secos retira el papel con cuidado y comprobarás las diferentes marcas de colores que han ido dejando. Es una buena técnica para comprobar la mezcla de color.

Con margarina

Mezcla una taza de agua fría con aproximadamente 20 gotas de colorante alimentario y dos cucharadas de vinagre. Derrite en el microondas una cucharada de margarina y añádela a la mezcla. Usad unas pinzas para sumergir los huevos rápidamente dentro y fuera, en vuestra mezcla tres veces. Luego déjalo en remojo de 3 a 5 minutos. Sácalo y déjalo secar. Frótalo con un poco más de margarina con una servilleta de papel y comprobarás el efecto marmolado que deja esta técnica en vuestros huevos de Pascua.

¿Con cuál te vas a animar? Es de lo más simple y sencillo, y te garantiza toda una buena tarde de entretenimiento y creación. No debemos olvidar que las manualidades son perfectas para adquirir y practicar todo tipo de destrezas y habilidades en el desarrollo de los niños y las niñas. Así que aprovecha estos días de vacaciones e invítale a decorar huevos de Pascua.

Mónica Palacios

Mónica Palacios

Aprendiendo a ser madre, mientras comparto todo lo que aprendo Cuando me dijeron esa típica frase de “Cuando seas madre, tu vida cambiará”, no imaginaba cuánto. Mi hija llegó para cambiarlo todo y hacerme ver que solo quería ser la mejor versión de mí misma para ser la madre que ella necesitaba. La conciliación laboral fue imposible, y pronto supe que no volvería a mi anterior trabajo de profesora de alemán. Comencé a leer y formarme, y sentir la necesidad de compartir todo lo experimentado y sentido con otras madres. Así comenzó Los Cuentos de Mamá, como una voz más de una madre que admite sus errores, aprende, llora y ríe en la tarea más difícil que asumimos al ser madres y padres: la crianza. Los Cuentos de Mamá ha ido creciendo hasta convertirse en una gran comunidad, tanto en las redes sociales, como en el blog. Una comunidad que se nutre de las ideas y propuestas que comparto sobre juego independiente, crianza, libros, manualidades y actividades sencillas con las que seguir fomentando el asombro, la imaginación, la creatividad, la diversión y el aprendizaje de nuestros hijos.

Continúa leyendo