Tiempo libre

Juegos divertidos para los días de lluvia

¿Hay algo más divertido que jugar en casa con nuestros hijos mientras llueve fuera? También es muy entretenido jugar con la lluvia. Te lo descubrimos.

La primavera ha llegado lluviosa y reconozcámoslo, a los niños les encanta la lluvia. No tanto para nosotros, los padres y las madres, que andamos siempre temiendo un resfriado. Pero más allá de esos días de grandes aguaceros, hay días de lluvia fina o de chubascos, que nos permiten salir a la calle y disfrutar de la lluvia.

Ideas para jugar en los días de lluvia
Foto: Istock

Los días de lluvia siempre tendemos a pensar en preparar manualidades, juegos o peli y manta. Que está muy bien, pero lo cierto es que también podemos pensar en juegos con la lluvia, solo necesitamos la ropa adecuada y establecer unos límites bien claros sobre lo que está permitido o no.

Además, para estar bien preparados no te olvides de:

  • Llevarte una toalla pequeña. Seguro que habrá que secar cara o manos en algún momento.
  • Puedes llevarte también una bolsa para meter las botas e impermeables mojados, antes de entrar en casa.
  • Lleva algún jersey o par de calcetines de cambio por si acaso. Cuando terminan de correr y saltar con la ropa impermeable sentirán el cambio de temperatura.
  • Un baño caliente. Terminar el emocionante juego en un día lluvioso con un relajante y calentito baño de espuma es la guinda perfecta.

Y, ahora sí, toma nota de estas ideas para jugar los días de lluvia.

Ideas sencillas para jugar con la lluvia

Ir a saltar charcos

Lo mejor de todo sin ninguna duda. Seguro que guardas algún recuerdo de tu infancia saltando charcos. Chapotear, saltar, salpicar y reír. Solo tienes que asegurarte de que lleve la ropa adecuada para no preocuparte de nada más y que disfrute saltando.

Hacer pompas

Hazte con un pompero para comprobar como van explotando las pompas al contacto con la lluvia o con los charcos, si prefieres salir cuando haya escampado. Eso sí, cuidado, puede ser que a tu peque no le guste mucho ver explotar las pompas. En ese caso no insistas, guarda el pompero y seguid disfrutando de vuestro día de lluvia.

Atrapar gotas de lluvia

Tan sencillo como abrir la boca e intentar atrapar gotas de lluvia. Ni te imaginas lo que les divierte esto. Podéis hacer competición de ver quien consigue atrapar más gotas con la lengua.

Pintar

Esto es fantástico. Solo necesitáis unas tizas, mejor si son extra grandes. Podéis probar mientras llueve o después de la lluvia mojando las tizas en los charcos. La humedad ayuda a que los colores se vayan intensificando y se difuminen. Creando unos efectos completamente diferentes a cuando están secos. Dibujar un arcoíris para un día de lluvia puede ser el plan perfecto.

Hacer navegar barquitos de papel

Imagina, mientras llueve con fuerza estáis entretenidos diseñando y haciendo vuestros propios barquitos de papel. No olvidéis añadirles muchos colores y buen nombre. Y cuando la lluvia dé un descanso salir a hacerlos navegar en los charcos. Un plan sencillo, barato y divertido.

Cómo jugar con lluvia y niños
Foto: Istock

Carrera de nubes

Elegid cada uno vuestra nube y observad como se mueven por el viento. Seguro que hay alguna más rápida que otra. Eso sí, solo los días que el viento ayude a esta particular carrera.

Construir una presa

Con ayuda de piedras, palitos, hojas, se puede construir una presa para observar como se contiene el agua y luego fluye. Tened cuidado de respetar a todos los bichitos o flores que haya a vuestro alrededor a la hora de construir vuestra propia presa.

Jugar con barro

Para los más valientes. Tras la lluvia busca un lugar con tierra para jugar a crear pasteles y recetas varias llenas de palos, hojas y frutos de árboles. Recordemos siempre que se trata de barro, que el agua se llevará, pero lo que no se borrará nunca será el buen rato de diversión y aprendizaje.

Sesión de fotos

Saltando en los charcos, bailando bajo la lluvia con los paraguas, a ver a quién se le ocurre la pose más original. Y si tenéis cámara acuática no os la olvidéis en casa.

Descubrir bichos e insectos

La lluvia siempre hace que aparezcan bichitos. Con mi peque siempre descubrimos unos largos gusanos de tono rosado que aparecen por los charcos del parque de al lado de casa.

Juguetes de la playa para la lluvia

alas, coladores de arena, moldes o barcos, todo sirve para que los niños jueguen con la lluvia.

Salto de longitud

Recuerda, solo necesitas la ropa adecuada. Elegid charcos y a ver si pueden saltarlos de lado a lado

¿Qué te parecen todas estas ideas para jugar un día de lluvia? Todo esto es mucho más sencillo que andar buscando ideas de manualidades, juegos y pelis. Este puede ser el plan complementario si la lluvia continúa sin parar, pero estos juegos previos con la lluvia serán inolvidables. ¿Os animáis?

También te puede interesar:
Mónica Palacios

Mónica Palacios

Aprendiendo a ser madre, mientras comparto todo lo que aprendo Cuando me dijeron esa típica frase de “Cuando seas madre, tu vida cambiará”, no imaginaba cuánto. Mi hija llegó para cambiarlo todo y hacerme ver que solo quería ser la mejor versión de mí misma para ser la madre que ella necesitaba. La conciliación laboral fue imposible, y pronto supe que no volvería a mi anterior trabajo de profesora de alemán. Comencé a leer y formarme, y sentir la necesidad de compartir todo lo experimentado y sentido con otras madres. Así comenzó Los Cuentos de Mamá, como una voz más de una madre que admite sus errores, aprende, llora y ríe en la tarea más difícil que asumimos al ser madres y padres: la crianza. Los Cuentos de Mamá ha ido creciendo hasta convertirse en una gran comunidad, tanto en las redes sociales, como en el blog. Una comunidad que se nutre de las ideas y propuestas que comparto sobre juego independiente, crianza, libros, manualidades y actividades sencillas con las que seguir fomentando el asombro, la imaginación, la creatividad, la diversión y el aprendizaje de nuestros hijos.

Continúa leyendo