Juegos infantiles

Juegos infantiles para llevar de viaje o de vacaciones

¿Qué juegos infantiles podemos llevar para disfrutar con los más peques durante la Semana Santa, verano o Navidad?

Son muchas las situaciones en las que nuestros hijos e hijas tienen que esperar. Ya sea en la sala del médico, en un restaurante, mientras viajamos, … Y no podemos pretender que su paciencia y comportamiento sea el de un adulto. Las esperas son largas y aburridas, y los niños necesitan jugar. Por eso resulta necesario llevar siempre juegos de viaje y de bolsillo, y materiales con los que entretenerse y divertirse.

Juegos infantiles para llevar de viaje o de vacaciones
Foto: Istock

Solo requiere de un previo esfuerzo preparando los juegos y los materiales de viaje, para que nuestros hijos jueguen en cualquier lugar. Sin necesidad de recurrir a pantallas. Los niños sí pueden entretenerse, jugar y pasarlo bien mientras esperan en un restaurante, en el médico o de viaje, sin necesidad de una pantalla.

Además, ofrecerle diferentes alternativas a una pantalla te garantiza conversaciones posteriores sobre lo que ha estado haciendo con sus juegos. Lo cual favorece la autoestima de tu peque ya que se siente escuchado y valorado. Incluso no te extrañes si finalmente tú misma te involucras en el juego, contagiada por su diversión.

¿Qué juegos y materiales podemos preparar para llevar de viaje y que jueguen en cualquier lugar?

  • Poco y variado. No se trata de llevarnos media casa, solo algunas cosas
  • Que sea un material cómodo de llevar y que no pese
  • Elige juegos y materiales fáciles de montar y recoger
  • Procura llevar algo que sea de su especial interés en esos momentos
  • Varía. No olvides ir cambiando, ya que si siempre se encuentra lo mismo les acabará resultando aburrido y no jugará con ello

Elegid juntos una mochila o una bolsa para sus juegos y materiales para jugar en cualquier lugar. Y dejadla preparada a mano, para que no haya que andar pensando en el último momento. Yo siempre tengo algo preparado en la entrada de casa, así estoy segura de que nunca se me olvida.

Si va a llevar piezas sueltas procura reunirlas en algún estuche o pequeñas bolsas multiusos. De esta manera podrá encontrarlo todo fácilmente, sin riesgo a que se pierda o falte alguna pieza. Esto también le ayuda a ir aprendiendo a organizarse y recoger. 

Ideas de juegos y materiales para llevar y jugar en cualquier parte

Toma nota de estas ideas para que tu peque juegue tranquilamente en cualquier parte o para llevar de viaje. Ten en cuenta sus gustos e intereses, y adapta el material.

Material para crear. Una libreta, lápices pequeños, rotuladores, ceras, sellos, pegatinas. Todo este material siempre es bien recibido por los niños. Si añades una clásica carpeta con clip arriba, se convertirá en una improvisada mesa.

Cuentos y libros. Los libros con imágenes y datos, tipo de libros de animales, de naturaleza, siempre les entretienen mucho.

Libros de pegatinas. Te recomiendo los de pegatinas reutilizables ya que garantizan más tiempo de juego y diversión pegando, despegando y volviendo a pegar

Libros retos y de preguntas y respuestas. Existen varias colecciones de libros muy cómodos de llevar en el bolso, de retos para niños. Los hay por edades y son muy entretenidos ya que reúnen juegos y diversión en un solo libro.

Libros para colorear. Acompañando al material para crear puedes incluir un libro para colorear con dibujos y pegatinas, o bien de mandalas infantiles, o estas nuevas versiones de libros para colorear con agua que incluyen un lápiz recargable y que cuando se secan, se vuelven a poner en blanco y están listos para empezar de nuevo.

Libros de fieltro. Para los más chiquitines estos libros resultan muy útiles para entretenerse mientras esperan. Quitar y poner, y volver a quitar. Libros interactivos que fascinan a los pequeños.

Juegos ideales para llevar con niños
Foto: Istock

Pizarra de dibujo y/o pizarra magnética. Ambas son dos grandes opciones de entretenimiento. Búscalas en sus versiones medianas para que sean fáciles de transportar. Son un gran juego para ir de viaje.

Piezas de construcción. Preparad un pequeño kit de Lego o de algunas otras piezas de formato pequeño para que puedan también entretenerse construyendo.

Pequeños personajes y animales. No hace falta que lleves muchos, con unos pocos será suficiente para que monte su mundo imaginario rápidamente. También combinarán muy bien con las construcciones que lleven.

Vehículos. Los coches, camiones o trenecitos también son buenos juegos para llevar para esperar y de viaje.

Pequeños juegos de mesa. Existe una gran colección de juegos de mesa que son muy cómodos para llevar y con poca preparación. Algunos simplemente son abrir una pequeña caja metálica y ya poder empezar a jugar. Sin olvidarnos de las versiones magnéticas tan prácticas para garantizarnos no perder ninguna pieza.

Baraja de cartas infantil. Otro juego para llevar que añade diversión fácilmente a las esperas. Pueden jugar, ordenarlas, clasificarlas, inventar historias o intentar construir casitas con ellas.

Por supuesto también puedes preparar tu propio material y juegos para llevar, como mini puzles con palitos de helados, 3 en raya, juegos de búsqueda, o bingos caseros. Lo importante es pensar en sus gustos y en por cuál habilidad está mostrando más interés últimamente. A mí no puede faltar nunca nada para pintar y para construir, piensa en lo que no le podría faltar a tu peque.

Recuerda que siempre son mejores piezas pequeñas, que les permitan jugar de manera simple y abierta en cualquier lugar. Así como juegos y materiales cómodos de llevar. No olvides que muchas veces el cansancio de tu peque acabará haciendo que tú lleves sus juegos.

Como ves solo necesitas de un mínimo trabajo previo para aseguraros el juego y el entretenimiento en las esperas y en los viajes.

Mónica Palacios

Mónica Palacios

Aprendiendo a ser madre, mientras comparto todo lo que aprendo Cuando me dijeron esa típica frase de “Cuando seas madre, tu vida cambiará”, no imaginaba cuánto. Mi hija llegó para cambiarlo todo y hacerme ver que solo quería ser la mejor versión de mí misma para ser la madre que ella necesitaba. La conciliación laboral fue imposible, y pronto supe que no volvería a mi anterior trabajo de profesora de alemán. Comencé a leer y formarme, y sentir la necesidad de compartir todo lo experimentado y sentido con otras madres. Así comenzó Los Cuentos de Mamá, como una voz más de una madre que admite sus errores, aprende, llora y ríe en la tarea más difícil que asumimos al ser madres y padres: la crianza. Los Cuentos de Mamá ha ido creciendo hasta convertirse en una gran comunidad, tanto en las redes sociales, como en el blog. Una comunidad que se nutre de las ideas y propuestas que comparto sobre juego independiente, crianza, libros, manualidades y actividades sencillas con las que seguir fomentando el asombro, la imaginación, la creatividad, la diversión y el aprendizaje de nuestros hijos.

Continúa leyendo