Relación con los abuelos

La ciencia demuestra por qué tus hijos han de pasar tiempo con sus abuelos en vacaciones

Es una mítica de cada verano: los niños pasan una gran temporada con sus abuelos (especialmente si viven en algún municipio ajeno al nuestro). Los beneficios son muchísimos, pero es necesario recordar que hay que seguir protegiéndolos del coronavirus, pese a la vacuna.

abuelos
Fuente: iStock

¿Sabías que las vacunas contra la COVID-19 no tienen un 100% de eficacia? Por ejemplo, si nos centramos en Pfizer, esta tiene una eficacia del 90%. Sí es cierto que protegen contra los síntomas más graves de la infección (aunque ya hemos explicado que los usuarios vacunados pueden seguir infectándose, aunque sin desarrollar la enfermedad). Al igual que pueden seguir contagiando el virus en caso de contraerlo, aunque ellos no lo sepan.

Pero, más allá de eso, existe un pequeño porcentaje de la población para el que la vacuna será inválida. En el caso de Pfizer, para un 10% de los vacunados, el suero no será eficaz.

Esta pequeña información sirve para demostrar por qué es necesario seguir protegiendo a toda la población del virus, aunque esté vacunada. Y por qué, sobre todo, hemos de seguir protegiendo al grupo de población más débil ante la enfermedad: los mayores. Nuestros abuelos están vacunados, es cierto que podemos reducir las medidas de seguridad con ellos, pero también es cierto que hemos de seguir teniendo cuidado para ara evitar algún problema.

En vacaciones, según cifras ofrecidas por el Ministerio del Trabajo, al menos el 53% de los abuelos se hace cargo de sus nietos en vacaciones. Aunque sea por unos días. Y lo cierto es que los beneficios son razón más que suficiente para seguir haciéndolo, aunque cuidándose de los contagios.

¿Por qué deberías dejar a tus hijos al cuidado de sus abuelos?

Aunque con cuidado y sin olvidarse de que todavía estamos en pandemia, es bueno que dejes que tus hijos pasen tiempo de vacaciones con los abuelos. De ese tiempo, ambas partes saldrán beneficiadas:

  • Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Oxford, pasar tiempo con los abuelos aumenta el bienestar infantil. De hecho, se demostró que los peques que lo hacen tenían menos problemas de conducta
  • El mismo estudio también mostró que los niños que pasaban tiempo de vacaciones con sus abuelos tenían más inteligencia emocional: presentaban menos probabilidades de mostrar un problema de conducta o carácter.
  • Tal y como afirman en Geriatricarea, basándose en la opinión de los expertos, compartir ejercicios y actividades entre abuelos y nietos ayuda a estimular las capacidades mentales y físicas de las personas mayores.
  • Aumenta la felicidad infantil: con motivo del confinamiento impuesto por el coronavirus, la startup LingoKids llevó a cabo una encuesta en España de la que se extraía la conclusión de que los niños necesitan relacionarse con sus abuelos para ser felices del todo. En concreto, los niños encuestados afirmaban que una de las tres cosas que más echaron de menos durante la cuarentena fue ver a sus abuelos.

Pero, por encima de todos estos beneficios, nos quedamos con este: las personas mayores que tienen la suerte de pasar todo el verano con sus nietos y siguen cercanos a ellos durante el resto del año presentan un riesgo de mortalidad un 37% menor que los que no lo hacen, según concluyó un estudio llamado Berling Aging Study. ¿Por qué pasa esto? Pues porque, de acuerdo a la investigación, los pequeños consiguen activar las neuronas y las hormonas de los mayores, con el impacto positivo que ello conlleva.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo