Leer en familia

La leyenda de la Flor de Pascua, un cuento de Navidad para niños

La Flor de Pascua es una planta muy utilizada en la época navideña para decorar las casas. Pero, ¿conoces la leyenda mexicana sobre su origen? Léela con los niños.

madre e hijo
Fuente: iStock

Cuando llegan las fechas navideñas, no es extraño ver cómo las casas y comercios se llenan de luces y demás decoraciones. Una de las más reconocidas es la Flor de Pascua, una planta de hojas rojas que también es llamada Flor de Nochebuena. ¿Conoces su leyenda? ¿Qué tal si disfrutáis de un momento de lectura en familia descubriéndola?

La Flor de Pascua es conocida especialmente por ser un adorno navideño que suele adornar las casas gracias a su alegre colorido. Desde hace un tiempo, existe una leyenda mexicana que cuenta el origen de su uso en estas fechas. Conócela a continuación.

La leyenda de la Flor de Pascua

En un pequeño pueblo mexicano, hace mucho mucho tiempo, existía una bonita costumbre: para celebrar el nacimiento del Niño Jesús, los habitantes acudían a la Iglesia para reunirse y dejarle algunos regalos.

A un niño llamado Pablo, le encantaba esta tradición, y es que, le fascinaba ver cómo la gente llegaba desde muy lejos para participar en ella y para dejarle regalos al Niño.

Sin embargo, a pesar de ser una celebración que le gustaba, había algo que le hacía sentirse muy triste. Él veía que todos llegaban y le ofrecían sus regalos, pero él no podía hacerlo porque no tenía dinero para poder regalarle nada de su parte.

Esta tristeza hizo que un día Pablo se pusiera a llorar en la Iglesia. Pero fruto de ese llanto, ocurrió algo totalmente sorprendente. Sus lágrimas cayeron al suelo y de ellas empezaron a brotar unas flores preciosas de pétalos rojos.

A pesar de lo increíble, Pablo comprendió que era un regalo de Dios para que él pudiera darle el suyo propio al Niño Jesús. Y así lo hizo. Pablo dejó a los pies del Niño estas bonitas flores rojas. El resto de habitantes que observó su regalo, quedó maravillado.

Fue entonces que, a partir de aquel año, las demás personas del pueblo decidieran llevar esas bonitas plantas de color rojo, la Flor de Pascua, como ofrenda a Jesús. Algo que repitieron año tras año y que se convirtió en tradición. Es por eso que a día de hoy se siga decorando los hogares con estas plantas en Navidad.

Actividades para hacer con los peques

Ahora que ya conocéis la leyenda, podéis aprovechar y hacer algunas actividades en familia relacionadas con la historia. Son perfectas para los días de vacaciones y se pueden adaptar a la edad y gustos de los peques.

Por ejemplo, podéis leer el cuento de la Flor de Pascua, y después practicar la comprensión lectora. Para ello, después de la lectura, podéis reflexionar y puedes hacerles preguntas a los niños como: ¿Qué tradición tenían en el pueblo mexicano el día de Nochebuena? ¿Por qué Pablo se puso triste? ¿Cómo consiguió hacerle su propio regalo?

También podéis potenciar la imaginación y pedirles a los niños que continúen ellos con el final de la historia o que inventen un final alternativo. Seguro que les gusta imaginar su propia versión del cuento.

Otra opción es decirles a los peques que dibujen su propia Flor de Pascua para que la pinten y decoren como más les guste. Después pueden colocarla en casa o incluso regalarla como tarjeta navideña a familiares o amigos.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo