Vídeo de la semana

Aprender a escribir bien

La técnica de las superpalabras para mejorar la ortografía

No hay nada mejor que leer libros para aprender ortografía. Pero si queremos combinar la lectura con alguna ayuda extra para que los niños mejoren sus errores al escribir, podemos utilizar algunas técnicas entretenidas para ellos. Un ejemplo es la que vemos a continuación, la llamada técnica de las superpalabras. Mira cómo llevarla a cabo.

niño escribiendo
Fuente: iStock

Ya sabemos la importancia que tiene la ortografía para conseguir una correcta expresión de la lengua escrita. Por eso es esencial fomentar este aprendizaje en los niños desde que son pequeños.

El método por excelencia para aprender a escribir bien, tanto para adultos como para niños, es la lectura. Lo sabemos porque nos ayuda a ver cuál es la forma correcta de escribir las palabras y los signos de puntuación y, por supuesto, a mejorar la compresión lectora. Eso sí, además de esta actividad, podemos enseñar a los niños una forma amena para que mejoren su ortografía: la técnica de las superpalabras. Veamos en qué consiste y cómo llevarla a cabo.

La técnica de las superpalabras

superpalabras
Fuente: iStock

Para empezar, buscaremos tres cosas que podemos encontrar fácilmente por casa: un bolígrafo o lápiz, papel o cartulinas y un recipiente (táper, bote, caja, sobre…). El papel y el boli nos servirán para escribir las palabras en cuestión, el recipiente para guardarlas. Este último puede ser decorado por el niño a su gusto, por lo que podrá personalizarlo como quiera.

  • Una vez tengamos los materiales, pondremos la técnica en marcha. Se trata de que cada vez que un niño tenga algún error ortográfico con una palabra, esta se convierta directamente en una “superpalabra”. El pequeño debe escribirla en una tarjeta o papel e introducirla en su recipiente.
  • Si utilizamos este método en casa, cada dos o tres días, podemos dedicar un tiempo a que el niño coja dos palabras del bote y se fije en cómo se escriben de forma correcta. Si se utiliza este método en el colegio, un poco antes de terminar la clase, se puede dejar que los niños lean en voz alta algunas de sus superpalabras para que el resto también conozca cómo escribirlas bien.
  • Una vez que se sabe cuáles son algunos de los vocablos que presentan más dificultad con su escritura, se trata de inventarse actividades con ellos. Se pueden hacer dictados con esas palabras o algunas ideas más entretenidas como inventarse poesías o adivinanzas o buscar imágenes de su significado y que escriban debajo el nombre. Todo lo que sirva para escribirlas es válido.
  • Cuando se acaba de leer las palabras, se vuelven a guardar en el recipiente para otro día volver a sacarlas. Según veamos que es oportuno, se van eliminando las palabras que no son un problema.

Se trata de una técnica que, a pesar de no ser muy compleja, para los niños será mucho más entretenida que únicamente dedicarse a repetir varias veces las palabras que más les confunden. Además, es un método que aporta muchos beneficios: mejora la memoria, aumenta la autoconfianza y también sirve para ganar aprendizaje más rápidamente al ser mucho más divertido.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo