Fotografía

Lo último para hacer fotos a los niños: las cámaras con Wi-Fi

Las nuevas cámaras fotográficas con Wi-Fi ponen a nuestro alcance posibilidades muy interesantes a la hora de hacer fotos a nuestros hijos y compartirlas.

Tecnología Wi-Fi para hacer y compartir fotos

Muchos nos animamos a comprar una buena cámara de fotos cuando nos convertimos en padres. Queremos tener fotografías de calidad de nuestros bebés y registrar sus mejores momentos, las reuniones familiares, la función del cole, las vacaciones… ¡Pasa todo tan deprisa!

Las cámaras fotográficas empiezan a incorporar tecnología Wi-Fi, lo que multiplica las posibilidades al hacer fotos en familia y facilita bastante la tarea de compartirlas.

Hemos probado una cámara compacta de Sony con Wi-Fi y esto es lo que nos ha gustado:

 

Puedes compartir imágenes de calidad en el momento

La conexión Wi-Fi te permite enviar las fotos de tu hijo en cuanto las haces a tu tablet o tu smartphone, y desde ahí compartirlas en redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram…) o enviarlas por correo electrónico o WhatsApp.

Cuando hacemos algo especial con los niños (una fiesta, un día de playa, una excursión) muchas veces tiramos fotos con la cámara “buena” para tener imágenes de calidad y luego alguna foto con el smartphone para poder compartirla en redes o enviársela a los abuelos. Usando el Wi-Fi, haces la fotografía que realmente quieres hacer con tu cámara y puedes compartirla al instante.

 

Puedes usar el teléfono como control remoto de la cámara fotográfica

Es una de las aplicaciones más interesantes para hacer fotos a la familia o a los niños: tu smartphone se convierte en un mando a distancia, con el que a través de Wi-Fi puedes controlar y disparar las imágenes que está enfocando la cámara de fotos (puedes activar y mover el zoom, activar el flash, cambiar a “modo vídeo”…). También puedes visionar el resultado en la pantalla del móvil.

En una comida familiar, por ejemplo, puedes colocar la cámara en un sitio elevado desde el que se vea toda la mesa e ir tirando fotos sin moverte de tu asiento, controlando la cámara desde el móvil –y, por fin, salir tú también-. En una función escolar, podrías hacer lo mismo y tomar imágenes de todo el grupo y de tu peque sin tener que levantarte ni saltar por encima de otros “padres fotógrafos” (quienes tengáis niños en edad escolar sabéis de lo que hablamos).

 

Puedes sacar fotos aunque no estés presente

Manejar la cámara desde el teléfono o la tablet te permite sacar fotos sin interferir con tu modelo: por ejemplo, si dejas la cámara en un lugar estratégico, puedes hacer fotos a los niños desde el sofá mientras ellos juegan en la alfombra, para no restar espontaneidad al momento. Incluso podrías sacar fotos desde otra habitación.

 

Hacer una copia de seguridad en tu ordenador es mucho más rápido

El terror de todos los padres y madres fotógrafos: perder las fotos que hemos hecho a los niños, porque sabemos que cada instante es único. Pero a veces, con las prisas, pasamos un montón de tiempo sin hacer copias de seguridad. Con la conexión Wi-Fi, cuando llegas a casa puedes guardar las imágenes y vídeos del día en el ordenador sin necesidad de utilizar tarjetas de memoria ni conectar cables.

Etiquetas: fotografiar bebés, fotografiar embarazadas, fotografiar niños, padres

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS