Vacaciones de verano

Los niños necesitan que les reconectemos con la naturaleza (y este verano es la ocasión perfecta)

En un verano atípico por culpa del coronavirus, quizás podemos comenzar a hacer todo eso que los niños necesitan, como una reconexión con la naturaleza y el medio ambiente. Hacerlo en familia es el mejor de los planes para descansar y protegerse del virus.

naturaleza
Fuente: Depositphoto

Las vacaciones de este año están siendo un poco diferentes para todos nosotros debido al coronavirus, que ha dado al traste con nuestros planes y también ha condicionado nuestro descanso estival: llevar las mascarillas, estar pendientes de dónde ubicar la toalla para estar a una distancia razonable de los demás, los aforos de los restaurantes… 

A pesar de estos engorros, las vacaciones son para descansar, desconectar de la rutina y disfrutar del tiempo libre con la familia y los amigos. Y para eso no hace falta mucho, ya que la naturaleza, aunque sea en un pequeño parque junto a nuestra casa, tiene mucho que ofrecernos. La combinación de sol, descanso activo y buena compañía es la mezcla perfecta para llegar al otoño con las pilas a tope.

La importancia del sol

Empecemos por el sol. Con toda la protección necesaria para evitar quemaduras o insolaciones, y por supuesto evitando los momentos de más calor, no le perdamos de vista como el gran aliado nuestro que es y como una de las principales fuentes de energía para nuestro organismo. Además de proporcionarnos la preciada vitamina D (imprescindible para fortalecer huesos y dientes), también nos ayuda a equilibrar nuestras emociones y estar más contentos (genera serotonina), a mejorar problemas dermatológicos como acné o psoriasis y a reforzar nuestro sistema inmune. Dicho esto, ¡salgamos a la calle (o mejor a un parque o bosque cercano) cada día! A hacer deporte, a pasear o a jugar con amigos y familiares. La luz solar hará el resto para ponernos de buen humor. Y si hay a quien ya se le han terminado las vacaciones y el tiempo libre, ¡no pasa nada! Con recibir la luz del sol 10-15 minutos diarios notaremos los beneficios.

Descanso activo y familia: un plan genial

Hablamos de deporte y paseos, pero también de descanso y relajación, es lo que podríamos llamar descanso activo. Porque descansar no significa tirarnos en un sofá (o en una toalla) y mirar el móvil durante horas. Esto no solo nos aísla de la familia, sino que es una práctica que contribuye de manera totalmente opuesta  a desestresarnos, ya que bombardea nuestra mente con multitud de imágenes, luces y colores que mantienen a nuestro cerebro hiperestimulado. Lo mismo sucede con los más pequeños que en estos días suelen dedicar más horas a jugar o entretenerse con diferentes pantallas. Dediquemos nuestro tiempo libre a cambiar esas herramientas de entretenimiento para nuestros hijos por una actividad física divertida y en compañía.

Podemos aprovechar para hacer actividades que en otros momentos del año tal vez no podemos compartir. Salir a patinar o montar en bici con nuestros hijos, organizar un partido de fútbol familiar, hacer una ruta por la montaña, aprender a volar una cometa (o incluso construir una juntos). 

Reforzando vínculos

Y si las circunstancias y las edades de nuestros hijos lo permiten, aprovechemos esos momentos para crear y reforzar nuestros vínculos familiares. Ya hemos mencionado que la naturaleza nos ofrece la mayoría de las herramientas que necesitamos para sentirnos bien y estar mejor: oxígeno, agua, alimento, y un campo de juegos inagotable.

Podemos crear el hábito de salir con nuestros hijos a observar insectos, una buena puesta de sol o las estrellas, crear con ellos un álbum natural de hojas si estamos en la montaña o conchas si en la playa, aprender juntos los nombres y los hábitos de la fauna y la flora, y sobre todo a respetar sus hábitats y el ecosistema. Pequeñas rutinas que además ayudan a los más pequeños a entender y ordenar los ritmos circadianos ya que se aprovechan las horas de luz naturales y se sincronizan sus propios ritmos con los ambientales.

Dedica este tiempo de vacaciones a sentirte bien y a hacerse sentir bien a los que te rodean. No necesitamos mucho para ello, ¿verdad?

 

Artículo elaborado por Niklas Gustafson, experto en nutrición y CEO de Natural Athlete

Vídeo de la semana

Continúa leyendo