Mujer y madre

Madres solas: el trabajo se multiplica

La maternidad es complicada y mucho más para las mujeres que la afrontan solas. Hay miles de tareas que realizar y parece que faltan horas. Sin embargo, con un poco de organización se puede encontrar tiempo para todo.

Madres solas: el trabajo se multiplica

Si ya es difícil que dos personas se ocupen de todo, para una sola esta tarea puede volverse casi una misión imposible. Te proponemos algunos consejos para solucionar los retos que surgen día a día.

Ahorra tiempo

  • La organización es clave. Debe haber una organización casi militar: las rutinas son importantes tanto para los pequeños como para mamá. Es difícil encontrar tiempo para hacer gestiones tan tediosas pero básicas como llenar la nevera. Gracias a Internet ganarás unas horas y podrás pasar parte del día en el parque. El ingenio también puede suplir este problema. Aprovecha el camino al parque para entrar en el supermercado o la vuelta del cole para comprar ese regalo de cumpleaños.
  • Necesitas la colaboración de los más pequeños. Y conseguirla es sencillo. Los niños aprovechan cualquier oportunidad de ayudar a mamá para demostrarle lo mayores que son. Si desde pequeños les implicamos en tareas de la casa acordes con su edad, querrán sentirse útiles siempre que puedan. Ayudar a poner la mesa, echar su ropa sucia a la lavadora y recoger el cuarto antes de dormir son trabajos sencillos que pueden hacer sin problemas, y además aprenden el concepto de responsabilidad.

Educar bien no es sobreproteger

Muchas madres que educan en solitario dudan de si lo están haciendo bien. Sin embargo, por el interés que ponen en que sus hijos sean tan felices como los demás, suelen hacerlo mejor que bien. Aún así, en ocasiones caen en la sobreprotección y se vuelcan tanto en los pequeños que pueden coartar sus opciones para descubrir el mundo por sí mismos. Es bueno que los niños tengan su espacio y que se equivoquen de vez en cuando, forma parte de su aprendizaje. Eso sí, cuando ocurra, allí estará su mamá para consolarles.

Tienes que saber delegar

Sin una pareja que participe en las tareas del hogar, cualquier ayuda externa debe ser bien recibida. Desempeñar muchas funciones con éxito implica ser consciente de las propias limitaciones. Aprender a delegar responsabilidades cuando es necesario es bueno no solo para la madre, también para los pequeños, siempre que las personas que les cuiden respeten las reglas de mamá.

La familia y los amigos son muy importantes en la vida de las madres solas y, además de ser cruciales para no sobrecargarse, su ayuda es clave a la hora de resolver imprevistos. Su presencia es una oportunidad para que los niños socialicen con otras personas y dispongan de otros modelos.

Administra el dinero con rigor

Cubrir las necesidades básicas de uno o más niños, además de las propias, requiere todo un ejercicio matemático. Aunque cada cual tiene sus propias técnicas, estos trucos te pueden servir:

  • Maneja el presupuesto familiar como si fuera el de una empresa. Si planeas los gastos y tienes en cuenta los ingresos de forma mensual, sabrás exactamente cuánto dinero te queda para gastar ese mes sin incurrir en deudas. Si calculas las entradas y salidas de dinero de todo el año, el gasto de las vacaciones se hará menos empinado.
  • Pide que las retenciones de sueldo sean las que va a aplicar Hacienda. Uno de los meses más temidos del año es junio, cuando llega la hora de hacer la declaración de la renta. Si la retención que te aplica tu empresa es menor de la que te retendrá la Administración, seguramente habrás gastado un dinero que ahora resulta complicado reunir de golpe. Y si es mayor, se habrá reducido el dinero del que podrías disponer mensualmente, que te hubiera venido muy bien para no ahogarte mes tras mes.
  • Provéete de un fondo de ahorro. Aunque suponga un esfuerzo extra, tener dinero en efectivo para emergencias es indispensable en cualquier familia. Los economistas aconsejan ahorrar un 5% de la nómina cada mes hasta llegar a reunir tres meses de sueldo. Puedes hacerlo si guardas en una hucha todas las monedas que te hayan sobrado al final del día. Sin darte cuenta, al cabo de unos meses tendrás una paga extra.
  • Evita el engaño de las ofertas. Lo atractivo de cualquier rebaja es que es una oportunidad para ahorrar dinero. Pero solo si el producto que está en oferta es necesario. Si compras algo solo por ser una ganga no es un ahorro.
  • Ayúdate de listas de compra. Las listas pueden convertirse en grandes aliadas de la economía doméstica. Sin salirse de ellas, el ahorro de cada compra puede superar el 10% del total.

Las virtudes de las supermamás

Por más que una madre sola pueda verse a sí misma como una mujer en desventaja con las que no lo son, para el resto del mundo tienen unas virtudes muy atractivas.

  • Muchos envidian su autonomía e independencia, las decisiones dependen de ellas y de nadie más.
  • Transmiten la imagen de mujeres muy seguras de sí mismas y con mucha personalidad. Es la única forma de enfrentarse cada día con las quejas, rabietas y protestas de sus hijos.
  • Tienen un máster en tolerancia y habilidad para negociar. Lo han aprendido por convivir solas con sus hijos.
  • No tienen que lidiar a diario con otro adulto, un foco de estrés del que ellas no tienen que preocuparse.

 

Asesor: José González, psicólogo.

Etiquetas: conciliación vida laboral y familiar, familia, madre, madre soltera, maternidad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS