Diversión asegurada

Organizar una fiesta de Carnaval en casa para los niños

3 minutos

Solo con oír la palabra Carnaval aparece una sonrisa en su cara. Les encanta bailar y disfrazarse.Es una ocasión para que los niños desarrollen sus capacidades.

Organizar una fiesta de Carnaval en casa para los niños

Las palabras fiesta, Carnaval, disfrazarse... sugiere alegría, diversión y, además, los niños pueden aprender muchas cosas organizándola: trabajan en equipo, hacen manualidades, experimentan...

Siempre debemos adaptar la fiesta a las necesidades y preferencias de nuestros hijos: a veces los grandes montajes son cosa de los padres más que de los niños. Nunca debemos olvidar que la fiesta es para ellos.

Carnaval para niños: ser otro por un día

Además de la pertinente fiesta en el cole, una idea genial es organizar una fiesta en casa para nuestros hijos y sus amiguitos. Disfrazarse es una experiencia muy positiva para los niños que les permite convertirse en otra persona por un día.

Podemos hacer un concurso de disfraces para elegir el más original o bien decidir un tema común para que todos lleven disfraces parecidos, por ejemplo, hacer una fiesta de piratas y decorar la casa como si fuese un barco o de príncipes y princesas.

Y si pueden salir todos juntos en comparsa por el barrio, será lo más de lo más.

Lo más divertido: los preparativos

Los preparativos de la fiesta son fundamentales: lo más divertido para los niños es participar en la fabricación de su traje, decorar las invitaciones para sus amiguitos, fabricar la decoración de la casa y en la preparación de la comida.

Mientras nuestros hijos preparan la fiesta de disfraces están aprendiendo a relacionarse con otros pequeños y a trabajar todos juntos.

Estas son algunas de las ventajas de organizar una fiesta con otros niños:

  • Requiere el trabajo en equipo y la cooperación de todos los niños.
  • No es un juego competitivo, se trata de que todos colaboren para conseguir un objetivo común.
  • Nadie pierde ni se elimina en los juegos: la idea es hacer cosas todos juntos y no unos contra otros.
  • La meta se alcanza con la suma de esfuerzos y apoyo mutuo.

Qué aprenden los niños en una fiesta de disfraces

1. Manualidades. Construyendo guirnaldas, gorros o disfraces nuestros hijos aprenden a trabajar para conseguir algo. Cuando cortan, pegan o pintan potencian la coordinación entre el ojo y la mano y aprenden a seguir instrucciones. Cuando crean sus propias máscaras, los niños aumentan su capacidad de atención ya que tienen que observar detenidamente para ajustarse al modelo.

2. Los disfraces Cuando se disfrazan se convierten en otro personaje y se potencia su capacidad de simbolización. Además, se ejercita su memoria, ya que para poder convertirse en bomberos o en piratas tendrán que combinar el juego con algunos conocimientos previos. Los disfraces fomentan la comunicación con los demás y con ellos mismos.

3. Expresión y comunicación. Tanto los preparativos como la fiesta hacen que los niños utilicen todo tipo de lenguajes para comunicarse, no solo el oral. La expresión musical es fundamental para cantar, bailar, seguir los distintos ritmos, tocar instrumentos, etc.

4. Experimentación Los juegos de experimentación estimulan su curiosidad. Investigando, descubren multitud de conceptos y propiedades de los objetos que manipulan: lleno/vacío, pesado/ligero, etc.

Alicia Herranz es psicopedagoga.

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS