Comparación de videoconsolas

PS 5 vx XBox Series X: qué consola regalar a tu hijo

Ya está aquí la gran batalla comercial de la Navidad 2020, y los adolescentes están emocionados pensando en tener entre sus manos cualquiera de las dos nuevas videoconsolas de Sony y Microsoft. ¿Es mejor una que otra?

Niño jugando con una videoconsola
Niño jugando con una videoconsola (Foto: iStock)

La Navidad se acerca a pasos agigantados en el calendario y las industrias con intereses en el universo infantil y adolescente van tomando posiciones de cara a la celebración del Black Friday y, sobre todo, a la visita de Papá Noel y los Reyes Magos

Los gadgets tecnológicos son uno de los recursos favoritos de sus majestades, especialmente en las familias con adolescentes. Para la gran mayoría de ellos, estas fiestas no son una más, sino que las tienen marcadas en rojo hace mucho tiempo. Como amantes del ‘gaming’ que son muchos de ellos, esperan como agua de mayo el lanzamiento al mercado de las nuevas generaciones videoconsolas, la Play Station 5 y la Xbox Series X. 

El gran duelo de la Navidad 2020 está servido. Tocará hacer un esfuerzo especial en aquellos hogares donde se hayan alcanzado los méritos para ello. Pero precisamente por eso la decisión de escoger entre una y otra no es sencilla salvo que la petición sea concreta o que los adultos de la casa también sean expertos en videojuegos, que podría ser. Nosotros, por si acaso, vamos a intentar echar una mano para ordenando toda la información que Sony y Microsoft han hecho públicas hasta la fecha sobre sus nuevos juguetes, las consolas más famosas del planeta. 

Prioridad a los servicios o a los juegos

X Box Series X
X Box Series X

Desde que ambas compañías presentarán sus productos y los videojuegos exclusivos que las acompañarán, las comparaciones se dispararon. Y ahora que la campaña de Navidad está arrancando y que el lanzamiento de una es inminente -el 19 de noviembre la PS5 en España- y de la otra ya es una realidad -Xbox Series X salió el 10 de noviembre al mercado-, el interés de los aficionados por conocer qué ofrecen una y otra también ha ido en aumento. Prueba de que esto es así es la estimación que el portal VGChartz ha hecho sobre las ventas de Xbox en sus primeras 24 horas: Según se han podido basar en datos preliminares, el portal estimado que las nuevas Xbox Series X, 1,2 millones de unidades ni más ni menos. 

Leyendo expertos de aquí y allá que han escrito y hablado mucho sobre ambos productos en los últimos meses, la conclusión más general es que Sony y Microsoft apuestan por caminos distintos. Y esto afecta mucho a la elección, que será más o menos sencilla según cómo se mire: hay factores que pueden decantar la compra de un lado u otro más allá de los juegos, pero también es más difícil obtener información clara y fiable de una comparativa entre ambas videoconsolas porque no hay tantos puntos en común que analizar. 

Esta diferencia se debe fundamentalmente a que Microsoft ha dado prioridad a los servicios en detrimento de los juegos, que siguen siendo importantes, por supuesto, como demuestra el hecho de que desde 2018 haya adquirido a los equipos creativos de compañías especializadas como Compulsion Games, Double Fine, o InXile Entertainment, entre otros.

En cambio, Play Station seguirá manteniendo sus puntos fuertes clásicos en esta quinta generación, y eso implica que los títulos son absoluta prioridad para Sony. Ojo, esto no indica que no sea interesante la apuesta de XBox porque la compañía de Redmond ha dado forma al concepto XBox Game Pass, un software que te permite disfrutar de su oferta sin importar demasiado el hardware desde el que lo hagas -incluido dispositivos móviles-. Además, ha lanzado hace un par de meses Project xCloud, una plataforma de videojuegos en streaming que está incluido sin coste adicional en el XBox Game Pass Ultimate.

Como ves, no se trata de comparar una y criticar a la otra, sino de poner en valor las fortalezas de cada una y que cada comprador decida cuáles son sus prioridades a la hora de decantarse por un producto u otro. Dicho esto, si la tuya (o la de tu hijo adolescente) es el catálogo de juegos, de entrada Sony tiene las de ganar, si bien te recomendamos leer con tranquilidad y atención análisis de distintos expertos en estos primeros días en los que están probando como locos todos los títulos que ofrecen una y otra -Play Station salió el día 12 al mercado en algunos países punteros en tecnología y gaming-.

Ten en cuenta que algunos de los juegos exclusivos no llegarán a tiempo para esta Navidad, pero son lanzamientos confirmados, que aportarán valor añadido a las dos cuando se estrenen. En este sentido, un dato que puede resultar decisivo en muchas familias es que los juegos de Play Station no serán compatibles con la generación 4 mientras que XBox ha tomado la decisión de que sí lo sean durante al menos los dos primeros años. 

Otros factores de decisión

Las prestaciones son el segundo gran foco de debate en torno a las nuevas Xbox Series X y PS5, y el diseño es el tercero en discordia.  Sobre las primeras, sorprenden las características de la consola de Microsoft, sobre todo los 12 teraflops de potencia en una arquitectura personalidada RDNA2. Es importante este último dato porque PS5 está diseñada con la misma arquitectura pero se queda en 10.28 teraflops de potencia. En el ancho de banda, Series X también es superior a PS5, ya que tiene una capacidad de 560 GB/s por los 448GB/s de PS5. Y el tercer dato llamativo en el que se impone XBox es en el almacenamiento: 1 TB en su disco duro SSD, el mismo que en PS5 tendrá 825 gigas. 

Toda esta batería de información conviene completarla de nuevo con el análisis in situ, aprovechando que ya están ambas en el mercado. Y es que está muy la teoría, pero es necesario testear qué tal se comportan dichas prestaciones en un entorno real. Puede ser que sobre el papel sean mayores las diferencias que las que existan cuando ambas estén trabajando. 

PS 5
PS 5

En cuanto al diseño, poco se puede comparar de una y otra porque no se parecen ni en el color principal de la máquina al haber cambiado el negro por el blanco Sony para su nueva Play Station. De diseño absolutamente futurista y rompedor, es estéticamente sorprendente y muy llamativa. Además, cuenta con una versión digital, por lo que hay dos diseños ligeramente distintos entre sí.

Esta línea rompedora de PS5 en cuanto al diseño no se aprecia tanto en el mando, que aunque dibuja líneas vanguardistas, son muy reconocibles a simple vista porque se asemejan mucho al Dual Shock. En este caso, el mando cambia de nombre a DualSense, se tiñe de blanco junto a parte de su superficie en blanco, a juego con la consola, y tiene un touchpad más grande, además de incorporar gatillos adaptativos y un micrófono, entre otros detalles nuevos. 

En cualquier caso, no tienen nada que ver con la sobriedad de XBox Series X, que recuerda a las CPU de toda la vida. El lector de discos es vertical y los agujeros que se aprecian en ella son para la ventilación de la misma. El mando de XBox Series X se parece muchísimo al de la XBox 360 pero también incluye matices nuevos: la cruceta recuerda al mando de la Xbox One, lleva un botón para compartir imágenes y vídeos y se han mejorado las empuñaduras. 

El precio

No estaría completo un análisis comparativo entre dos productos que son competencia directa sin hablar del precio, cuarto factor de decisión en la lista pero que en muchos hogares será el primero, lógicamente. Desgraciadamente, o afortunadamente, según como se mire, el precio no marca diferencias. Al menos no en las dos versiones principales, ya que tienen el mismo precio, 499 euros. Sí la hay entre la versión digital de PS5, que tiene un valor de 399 euros, y la Xbox Series S, el modelo de menores prestaciones de Microsoft, 299 euros. 

Ambas son inversiones potentes, aunque se podría pensar a priori, teniendo en la mente el caso de los smartphones, que el precio es mayor del que en realidad es. 

Continúa leyendo