Reciclar con niños

¿Qué es el reciclaje? Ideas para reciclar con los niños

Desde que son bien pequeños, incluso desde los tres años, los niños ya pueden ir entendiendo qué es el reciclaje. Es importante que adopten ciertas conductas y hacerles ver que con pequeñas acciones ellos también pueden ayudar a conservar el medioambiente. Mira estas pequeñas ideas para reciclar con los niños.

reciclaje niños
Fuente: iStock

Cuando queremos que un niño haga algo, lo mejor que podemos hacer para que lo lleve a cabo es explicarle por qué queremos que lo haga. Normalmente, los niños necesitan entender la razón de algunas cosas para hacerlas. Pues bien, si además combinamos la explicación con el juego, seguramente estén mucho más dispuestos a participar en la tarea. Teniendo esto en cuenta, esta vez hablamos del reciclaje y de cómo podemos inculcar este hábito a los más pequeños.

Como decimos, para que un niño pueda introducir una determinada acción como rutina debe entender el porqué. En concreto, si le hablamos de este hábito ecológico, hay que hacerle comprender que el principal objetivo es la conservación del medioambiente y, por ende, evitar su destrucción.

El fin es que entiendan que se debe ayudar a cuidar el planeta y a los seres que viven en él. Para ello, una regla que deben aprender es la “regla de las cuatro erres”: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar. Y para empezar, podemos hacerles ver que con pequeños gestos y desde casa, ellos también son capaces de ayudar.

Consejos para reciclar con los niños

Además de darles algunas pautas de educación medioambiental como las anteriores, podemos intentar introducir con ellos algunas ideas para realizarlas en el día a día. Veamos algunas:

  • Algo muy sencillo es reutilizar las bolsas del supermercado. Bien guardarlas para las siguientes compras, ya que les podemos dar varios usos o bien, para usarlas como bolsas de basura.
  • Cuando vayamos a hacer la compra, podemos pensar en el segundo uso que se les puede dar a los productos. Si compramos, por ejemplo, agua embotellada en cristal, quizá podremos utilizar las botellas de cristal para volverlas a rellenar cuando queramos beber en casa.
  • Una muy buena costumbre que podemos enseñar a los niños es la de usar las dos caras de los papeles. Por ejemplo, cuando un niño haga un dibujo podemos decirle que puede seguir aprovechando la otra cara para pintar. También si nosotros hemos utilizado algunos documentos por un solo lado y ya han dejado de tener utilidad, podemos dejárselos como hojas en sucio para que puedan dibujar todo lo que quieran. Después, podemos aprovechar para indicarles que, si quieren reciclar sus dibujos, el papel va en el contenedor azul.
  • En el caso de los niños a los que les gusta demasiado dibujar, si notamos que utilizan mucho papel, un regalo que seguro que les encanta es una pizarra. Es un accesorio muy clásico, pero para el que hoy en día hay muchos modelos.
  • Si queremos pasar un rato divertido y entretenido con los más pequeños, las manualidades son una opción que nunca pasarán de moda. Los beneficios para su desarrollo son infinitos y en lo que tiene que ver con el reciclaje, también. ¿Qué tal si elaboramos una tarjeta o cualquier cosa que queramos con instrumentos y objetos que haya por casa y que ya no vayamos a utilizar? Potenciará enormemente su imaginación.
  • A la hora de la merienda, también se puede reciclar. Si llevamos algún tentempié a la salida del colegio o cuando vamos al parque, en vez de llevar la merienda en plásticos, podemos comprar tápers o recipientes para darles varios usos. Además, les gustará mucho si es uno personalizado para cada uno.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo