Viajes con los niños

Ruta de los hermanos Grimm con niños: ¡los lugares que no nos podemos perder!

Si quieres hacer una visita a Alemania y que sea un viaje especial para los pequeños de la casa, esta es una opción de diez. ¿Qué tal empezar a organizar la ruta de los hermanos Grimm para cuándo podáis viajar? Hacemos una recopilación por los “lugares de cuento” que no deben faltar.

niño
Fuente: iStock

Han pasado de generación en generación, y es prácticamente imposible que nunca hayas leído o te hayan contado alguna historia de los hermanos Grimm. ¿Te suenan Caperucita Roja, Blancanieves o La Bella Durmiente? Son algunas de sus obras más conocidas. Para escribirlas se inspiraron en los pueblos, castillos y bosques de varios lugares de Alemania. Ahora, dos siglos después se pueden visitar estos lugares llenos de fantasía siguiendo la Ruta de los hermanos Grimm. ¡Puede ser la opción perfecta para cuando se pueda viajar con los niños!

Jakob y Wilhelm Grimm nacieron en Hanau, pero a lo largo de su vida se movieron por muchos enclaves de su alrededor. Entre los más conocidos destacan: Steinau, donde pasaron su adolescencia; Marburg, lugar donde fueron a la universidad y estudiaron Derecho y Kassel, donde ejercieron de lingüistas y bibliotecarios. Hoy en día, estos, junto a otros pueblos más, conforman la Ruta de los hermanos Grimm, un itinerario de aproximadamente 600 kilómetros que aúna sus pasos y los de los personajes de sus cuentos. Veamos cuáles son los que no nos podemos perder. 

Hanau

Es la ciudad donde nacieron y, normalmente, el comienzo de la ruta. Markplatz es su punto central y es una plaza donde se puede encontrar una estatua dedicada a los autores. En la misma también tiene lugar un mercadillo que puede ser interesante conocer.

 

Marburg

Se trata de la ciudad donde los hermanos estudiaron Derecho. Esta localidad de calles empinadas cuenta con un castillo del siglo XIII y una universidad de 1527. En Marburg hay repartidos numerosos elementos que recordarás de sus cuentos, por ejemplo, el zapato de Cenicienta.  ¡A los niños les encantará encontrarlos!

Alsfeld

Asfeld es una población de aire medieval cuyos bosques inspiraron a los escritores a crear la historia de Caperucita Roja. En ella destacan la plaza del Mercado, el Ayuntamiento del siglo XVI y el Museo de los Cuentos de Hadas.

Kassel

La capital regional del norte de Hesse, Kassel, conserva numerosos palacios construidos como residencia de los príncipes locales. Se trata de una de las paradas más importantes de la ruta porque los hermanos Grimm pasaron aquí más de 30 años, y fue donde escribieron la mayoría de sus obras. En tal ciudad se encuentra la gran estatua de Hércules, situada en la colina de Wilhelmhöhe del parque Bergpark.

Göttingen

castillo
Fuente: iStock

En Göttingen los hermanos Grimm dieron clases en la universidad. En los adentros del cercano bosque de Reinhardswald está el Castillo de Sababurg, el que, según la leyenda, su construcción inspiró el cuento de La Bella Durmiente, sería aquí donde la princesa esperó el beso de su príncipe.

Trendelburg

Cerca de Reinhardswald, otro de los lugares interesantes es Trendelburg, allí se encuentra la Torre de Rapuntzel, de la que cuelga una larga trenza en recuerdo a la historia de Rapuntzel.

 

Bad Wildungen

El centro histórico de este enclave balneario es una visita obligada. Destaca por sus mansiones y jardines, aunque su mayor monumento es el castillo de Friedrichstein del siglo XVII. Según la leyenda en él murió una princesa envenenada, la que, como imaginamos, los inspiró para dar vida al cuento de Blancanieves.

Hamelín

Seguro que este nombre lo reconoces por el famoso cuento de El Flautista de Hamelín. Si vas a conocer la ciudad en verano, seguramente puedas ver la representación al aire libre de la obra que hacen en sus calles; también puedes ir al Museo Hamelín.

 

Bremen

estatua
Fuente: iStock

Una de las últimas paradas de la ruta es la ciudad de Bremen. En ella es visita obligatoria la Plaza del Mercado y la Catedral de San Pedro, además de que no puedes olvidar ir a ver la estatua del burro, el perro, el gato y el gallo, inspirada en la historia de Los músicos de Bremen.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo